Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres obras del parque escultórico del Antón serán restauradas para quitarles el óxido

El restaurador Luis Suárez Saro actuará sobre las esculturas "Little box", "Estructura extensible" y "Naturalezas construidas", hechas de hierro y acero

. "Naturalezas construidas", de Teresa Monforte.

. "Naturalezas construidas", de Teresa Monforte. P. FERNÁNDEZ

Tres de las 20 obras que conforman el parque escultórico del Museo Antón precisan una intervención. Así lo determina el restaurador Luis Suárez Saro, encargado de realizar una inspección de las esculturas ubicadas al aire libre en los alrededores del centro escultórico candasín, así como en el prao de Gevasia

"Little box", de Bodo Rau, está ubicada en el parque del Museo Antón. Esta escultura está hecha en hierro y mide 85x110x85 centímetros. En el caso de "Naturalezas construidas", de Teresa Monforte, la obra está situada en el parque Inglés, es también de hierro y mide 250x250x60 centímetros. "Estructura extensible", de Alejandro Corominas, está hecha en acero inoxidable y mide 120x120x120 centímetros. En este caso, se trata de una de las esculturas con mayor exposición hacia el mar debido a su emplazamiento, en la ladera que sube al prao de Gervasia. Luis Suárez Saro explica que las actuaciones a realizar son preventivas para evitar males mayores. "En general, están en bastantes buenas condiciones pero necesitan pequeñas intervenciones. Todas requieren mantenimiento permanente al estar en el exterior. Están en un ambiente muy hostil. Les afecta la erosión de la arena que va con el aire. Por eso tendremos que reaplicar una capa de hidrofugante de proteccion antes de que acabe el año para protegerlas durante el invierno". Estas actuaciones suponen un coste que no llega a los 500 euros.

La revisión que Luis Suárez Saro realizó durante la mañana del pasado 24 de octubre a los 20 elementos del parque escultórico también se centró en supervisar el estado de "Damocles" para determinar las medidas de conservación preventivas que se tienen que realizar en esta obra antes de que empiece el invierno. Esta escultura es la más grande de las que conforman el parque escultórico por su gran volumetría.

Otra de las obras sobre las que se han realizado labores restauradoras es "Encuentro a tres", de Joaquín Rubio Camín. En este caso, la parte de la escultura en contacto con el terreno estaba oxidada, lo que supuso una desintegración parcial del soporte. Por ello, Luis Suárez Saro acometió varias actuaciones, como la limpieza mecánica superficial de la escultura con brochas de pelo suave, la elaboración de molde de silicona para la obtención de la textura, la carcasa rígida del molde, la reconstrucción de las lagunas con resina epoxi bi-componente y carga metálica, así como la reintegración cromática con partículas de óxido. También se aplicó hidrofugante nano-particulado para que no alterase la textura de la obra escultórica, como tampoco el color ni el brillo de la misma.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats