Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Siero empieza a fichar en las dependencias de la Pola

La instalación, ayer, de un dispositivo para registrar las horas de trabajo evita que los agentes deban ir al Ayuntamiento, como hasta ahora

Un agente fichando, ayer, en la comisaría de la Policía Local de Pola de Siero.

Un agente fichando, ayer, en la comisaría de la Policía Local de Pola de Siero. A. I.

Las dependencias de la Policía Local de Pola de Siero ya cuentan con un dispositivo electrónico para que los agentes fichen. En medio de la guerra abierta entre los agentes afiliados al sindicato Sipla y el Ayuntamiento, el Alcalde decidió que estos debían comenzar a registrar sus horas de trabajo.

La mañana de ayer estuvo marcada por la instalación del equipo. El mismo que, en tres ocasiones -en años anteriores-, ya se encontraba en las dependencias pero fue destruido.

Con esto, los agentes ya no tendrán que afrontar la incomodidad de acudir al Ayuntamiento para registrar sus horas de entradas y salida del puesto de trabajo. Una medida que decidió implantar el Alcalde, Ángel García, en el contexto de la guerra abierta entre una parte del cuerpo y el gobierno municipal.

Un conflicto que se inició con las reivindicaciones del Sipla, que pedía más efectivos, considerando que con los actuales (51) no se podía patrullar durante las noches de los fines de semana. El sindicato también reclamaba otra serie de medidas, como el cambio en los cuadrantes y mejoras en las instalaciones municipales.

Sus protestas, que se desarrollaron frente al Ayuntamiento en un día de pleno, provocaron la respuesta de García en plena sesión plenaria: "El problema es de absentismo", aseguró.

En base a eso, solicitó los cuadrantes de trabajo al jefe de la Policía, José Enrique Fernández. Al presentar estas supuestas irregularidades y faltar los cuadrantes de un largo período de tiempo, el Ayuntamiento decidió cesarle, pero este dimintió antes.

Entretanto, el Ayuntamiento clausuró las dependencias del cuerpo en Lugones, alegando que iba a instalar una oficina de atención al ciudadano en la sala polivalente y centralizar los servicios en las dependencias de la Pola. También se obligó a los agentes a comenzar a fichar y, al no haber un dispositivo para ello, lo empezaron a hacer en la Casa Consistorial. Esto concluyó en la jornada de ayer, cuando se instaló definitivamente un fichero en la comisaría. La guerra sigue abierta y amenaza con acabar en los juzgados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats