Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lamento del patrón mayor de Candás "Los pescadores estamos en peligro de extinción"

Ángel Gutierrez: "Tenemos una prioridad, que el Principado arregle el tejado de la Cofradía, porque hay goteras"

El lamento del patrón mayor de Candás "Los pescadores estamos en peligro de extinción"

El lamento del patrón mayor de Candás "Los pescadores estamos en peligro de extinción"

Ángel Gutiérrez Molina revalidó el pasado 24 de octubre el título de patrón mayor de la Cofradía de Pescadores "Virgen del Rosario" de Candás, en unas elecciones donde contó con el apoyo de cinco pescadores. Estará al frente de los marineros locales otros cuatro años en los que espera completar

-¿Cuáles son las necesidades de la Cofradía de Pescadores "Virgen del Rosario" de Candás?

-Tenemos una prioridad, que el Principado arregle el tejado de la Cofradía, porque hay goteras. Y luego continuar con lo que llevamos haciendo hasta ahora que, básicamente es seguir con la campaña de la xarda, del ocle y la venta directa en la rula.

-¿Qué otras peticiones están pendientes?

-Pedimos al Principado medidas para dar más seguridad en la rula, en cuanto al tema del manejo de las grúas del muelle. También solicitamos que nos cambiaran el sistema informático y el ordenador porque son muy antiguos. Otro problema es que el vivero no está en condiciones, tiene solo una bomba. Las instalaciones, en general, están muy bien, no nos podemos quejar, pero en su día se hizo como se hizo, coincidiendo con el boom de la construcción, y ahora hay que darle un repaso a todo para que esté en condiciones.

-¿Cómo son los nuevos pescadores candasinos?

-Ahora hay muchos perceberos. La chavalería prefiere dedicarse al percebe. Algunos están dentro del Plan de Explotación del Cabo Peñas, pero otros no. Y es que en el Cabo Peñas ya pidieron que se rebajara el número de personas que podían coger percebes para no esquilmar los pedreos.

-Los candasinos criticaron duramente el cierre del muelle con verjas. ¿Qué opinas al respecto?

-Los tiempos cambian. Antes hacías lo que te daba la gana, pero no digo nada. Ahora hay que pensar que, si pasa algo o cae alguien del muelle abajo, es un problema. El muelle es una zona de trabajo, pero hay que tener claro que es un bien de todo el pueblo, no solo de los pescadores profesionales ni de los deportivos. Habría que buscar un término medio, pero no sé cuál sería. Yo, de leyes, no entiendo.

-¿El muelle está en buenas condiciones para la pesca profesional?

-Yo, con el temporal de estos días, llevé la lancha al Musel, por si acaso. Pero de como teníamos el muelle antes a como está ahora, damos gracias. Tenemos el problema del dragado, que hay que hacerlo todos los años. Y el de la bocana de entrada al muelle, que permite que siga entrando arena y la mar dentro del muelle. Los pantalanes, yo, por ejemplo, no los utilizo porque con un barco grande no puedo. Tuvimos un problema con la luz pero se solucionó. Los pantalanes de los barcos deportivos están bien, el tema es cuando hay mucha mar. El otro día fue uno a pique y tuvieron que venir buceadores y la grúa para sacarlo porque sino llevaba los demás con él. Habría que hacer un martillo o algo en la pica para dar una solución al problema de la bocana. Pero eso tendrán que decidirlo ingenieros o lo que sea para dar con la mejor solución para el muelle de Candás.

-¿Cómo se está llevando la gestión del muelle?

-Lo gestiona Puertos. El club Cuatro Vientos tiene una concesión y nosotros otra, en relación a los edificios que utilizamos y a las grúas.

-¿Cuántas embarcaciones de pesca profesional hay en Candás?

-Seis. Antes había una más, pero lo dejó.

-¿Cómo está la situación de la pesca?

-Ahora mismo está complicado meterse en el mundo de la pesca por las cuotas, es el mayor problema. Con la xarda es con lo que podemos ganar un duro. En Candás no trabajamos la merluza, pero en otros puertos de Asturias sí y, a pesar de que hay abundancia, no se puede pescar mucha. Luego hay que sacar varias titulaciones para ser marinero cuando antes te servía con una. Eso sí, desde el Principado están dando facilidades para que los cursos y demás formación se pueda hacer en horarios que se compaginen con el trabajo en la mar, con clases por las tardes y, esperemos que también las organicen los fines de semana. Nosotros trabajamos básicamente de madrugada y por las mañanas. A esas horas sería complicado asistir. Para trabajar en la mar también tiene que gustarte porque ahora en invierno es "jodido" pero es muy satisfactorio. Cada vez somos menos pescadores. Dicen que el pescado se acaba pero los que nos vamos a acabar somos nosotros, estamos en peligro de extinción. Este es un trabajo muy duro. La formación antes era muy sencilla y ahora te piden muchos cursos. A eso hay que sumar las cuotas.

-¿Cómo vaticina que saldrá la campaña navideña de venta de pescado y marisco?

-Dependemos de dos factores importantes: el tiempo y la cantidad de pescado y marisco. Aunque todavía es pronto para saberlo, parece que está siendo un año bueno de quisquilla, dicen que hace años que no pescaban tanta quisquilla como ahora, y de pulpo lo mismo. Pero ahora mismo llevan tres semanas sin ir a la mar por el mal tiempo. Este mes solo salieron cuatro días y apenas facturaron por culpa de los temporales. Esperemos que la cosa cambie pronto para que la campaña de Navidad salga bien para todos.

-¿Hay buena relación con el resto de patrones asturianos?

-Sí, en las reuniones de la federación hay buen ambiente. Podemos discutir de cosas, pero vamos todos a una.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats