Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vender por internet sin internet

Un empresario de Llanera, "desesperado" después de dos semanas sin conexión, con lo que no puede operar online, su principal fuente de negocio, lo que le ha costado "unos 60.000 euros en quince días"

Francisco Riera en su tienda del polígono de Silvota, en Llanera.

Francisco Riera en su tienda del polígono de Silvota, en Llanera. R. A. I.

Los nuevos tiempos traen nuevos negocios, pero lo digital, no evita inconvenientes físicos. Lo sabe Francisco Riera, un empresario ovetense asentado en el polígono de Silvota (Llanera), que lleva más de dos semanas sin poder vender a través de la web por un problema con la compañía telefónica: "Se han

Esta crisis de desconexión se remonta al día cinco de este mes. Fue entonces cuando los propietarios de una tienda de deportes asentada en el polígono llanerense se dieron cuenta de que la cosa no iba. "No hay posibilidad de acceder a la web, te pone que no hay conexión", relata Riera.

El problema deriva del deterioro de 400 metros de cable de fibra óptica, a través de los cuales una compañía telefónica nacional suministraba la conexión a este empresario.

En principio, según explica, le dijeron que el problema se solucionaría en pocos días: "Como mucho se suponía que en 48 horas estaría todo arreglado", insiste. Sin embargo, la cosa empezó a dilatarse hasta extremos insospechados.

"Empezaron a comentarnos que rápidamente estaría solucionado. Volvimos a llamar con el paso de los días, pero nada. Al final, esto nos ha costado unos 60.000 euros en quince días, poco más", relata Riera.

Y es que, a pesar de que cuentan con una tienda física en el polígono de Llanera, su principal fuente de ingresos es la venta a través de una página web. "Esto es más un expositor, algo se vende, pero la profundidad de catálogo que manejamos no se tiene en el establecimiento", subraya el propietario.

La cosa se agrava cuando a la suma de pérdidas de las últimas dos semanas, se añade la posibilidad de restar los grandes beneficios que da "un momento fuerte", como es el "Black Friday". Por ello están intentando, con las grandes complicaciones técnicas que supone, conectar su servidor a una nueva compañía de internet, de modo que su página web pueda estar disponible.

De no conseguirlo, calculan que podrán perder otros 7.000 euros en ventas, lo que les situaría al borde del cierre, por las consecuencias de vender por internet, sin internet.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats