01 de diciembre de 2019
01.12.2019

Un número de lotería con abonados desde hace más de treinta años deja 600.000 euros en Grado

El futuro propietario de la administración La Blanca, aún en prácticas, comprobó el boleto agraciado: "Tenía el corazón que se me salía"

30.11.2019 | 23:51
Las empleadas de La Blanca, Ana Fernández y Montse Cuadrado, flanquean a los próximos propietarios de la administación, Maite Canal y su hijo, Sergio Palacio.

La suerte cayó de frente en Grado. La administración de lotería La Blanca repartió ayer más de 600.000 euros entre los vecinos con el segundo premio de la lotería nacional de la pasada noche del viernes, con el número 72.763, que sólo se vende en la villa moscona y al que están abonados muchos vecinos desde hace más de 30 años.

La sorpresa saltó al mediodía cuando comprobaron el boleto de una señora: "Tenía el corazón que se me salía y muchas ganas de llorar, la señora no paraba de darme besos y abrazos", explica Sergio Palacio, quien estaba en sus primeros días de prácticas en la administración, que gestionará con su madre, Maite Canal, a partir de 2020. Son vecinos de Nava y llegan con la suerte bajo el brazo a La Blanca; además, vendieron varios boletos con el número premiado en el bar Titi de Nava, por lo que la suerte se expande más allá de la villa moscona. "Estoy muy contento porque es de los primeros días que venía a aprender y le di el boleto a la señora el viernes y hoy (por ayer) se lo devolví premiado, es una sensación increíble y espero seguir repartiendo suerte con la lotería de Navidad", comentó Palacio.

El número se vende en ventanilla y también en la cafetería "Vemar" del barrio de La Cruz. "Hay cuatro hojas en internet también, pero no las compra nadie nunca", detalla Maximino Carbajosa, padre del actual dueño, Fernando Carbajosa. "Lo mejor es que son seiscientos mil euros muy repartidos, que van a llegar a muchas casas", celebró. La alegría entre los trabajadores de la administración estalló en abrazos al entregar el premio. Incluso Montse Cuadrado, que estaba en día de descanso, acudió a celebrar el segundo premio de la lotería nacional. "Estaba en Oviedo y me vine, es un subidón y una alegría", señaló.

La Blanca ya sólo piensa en repetir el éxito de ayer con la lotería de Navidad y llenar los bolsillos de los vecinos de dinero. "Tenemos la ilusión de darlo", concluyó la empleada, Ana Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído