Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los policías sierenses cobraron casi 3.000 horas extras entre mayo y agosto

El alcalde, Ángel García, resalta que la investigación realizada revela "graves irregularidades", como un "absentismo injustificado totalmente inaceptable"

Un policía local de Siero fichando.

Un policía local de Siero fichando. A. I.

Los policías locales de Siero cobraron entre los meses de mayo y agosto casi 3.000 horas extraordinarias, según una investigación realizada por el equipo de Gobierno, que ha revelado la existencia de "graves irregularidades"; entre ellas, "un absentismo injustificado totalmente inaceptable", según subrayó ayer el alcalde, Ángel García "Cepi". Las

El equipo de Gobierno ha constatado hechos como que en el mes de julio se pagaron 892,5 horas por servicios extraordinarios de la Policía Local: 359,5 horas por trabajos en horario normal (mañana o tarde) y días de diario, 406,5 por acudir al puesto de trabajo en festivo o por la noche y 126,5 horas por servicios realizados por la noche en días festivos. En agosto el asunto fue a más: el Ayuntamiento tuvo que pagar 1.195 horas extraordinarias, de las cuales 594 fueron en días de diario por la mañana o por la tarde, 451 horas por trabajar en festivos o por la noche y 150,5 por servicios nocturnos realizados en festivos.

Las 2.088 horas extraordinarias abonadas por el Ayuntamiento en julio y agosto suponen una media de 42,6 horas por agente durante esos dos meses. No obstante, un solo agente llegó a acumular 63,5 servicios extraordinarios solo en el mes de agosto.

Pero los servicios extraordinarios se acumularon también en otros meses: 297 en mayo y 444 en junio, por ejemplo. Lo que significa que Siero tuvo que pagar 2.829 horas extraordinarias en cuatro meses, según las cuentas realizadas por el equipo de Gobierno, que ahora intenta averiguar lo ocurrido en los meses anteriores.

El gasto por este concepto era tal que el exjefe de la Policía Local llegó a solicitar a los servicios económicos del Ayuntamiento en el mes de junio 45.000 euros para asumir las horas extraordinarias de los agentes de los meses siguientes. Argumentaba que sería más adecuada esa solución que contratar a cinco agentes para la temporada de verano.

Según las averiguaciones realizadas hasta ahora, dos agentes que trabajaron una media de 12 días al mes entre mayo y agosto acumularon 144 y 131,5 horas extraordinarias durante ese período de tiempo. Las autoridades locales sospechan que un pequeño grupo de agentes organizaba los calendarios de trabajo con dos objetivos: trabajar el menor número de días posible (hasta 3 días en un mes en un caso) y acumular horas extraordinarias. De ahí, según las autoridades sierenses, que los calendarios de trabajo se elaboraran a lápiz, lo que permitía introducir cambios "sobre la marcha". Y de ahí también que se fueran destruyendo los cuadrantes de trabajo a medida que iban concluyendo los meses. La reconstrucción por parte de los dirigentes municipales del trabajo realizado por la Policía Local de Siero durante los primeros meses de este año, a través de la documentación recabada y de los partes diarios, revela, por ejemplo, que uno de los 49 agentes, supuestamente, pudo haber trabajado solo 18 días en cuatro meses, y otro lo habría hecho 21 días durante ese mismo período de tiempo. Son, precisamente, dos de los que más horas extras acumulan, según el equipo de gobierno.

El alcalde de Siero aseguró que impulsó la investigación "por obligación, por responsabilidad y por respeto a los vecinos, a los que les cuesta mucho esfuerzo económico mantener la plantilla de la Policía Local y que exigen por ello un servicio público que hasta este momento no se estaba dando".

Ángel García subrayó que las irregularidades han sido presuntamente cometidas por un "reducido grupo" de agentes, que "meten ruido" y a los que "hay que impedir que se salgan con la suya". Enfrente estaría, según el regidor, "la mayoría de los policías, que quieren trabajar, pero a los que hasta ahora nadie ha tenido en cuenta". Admitió asimismo que existe otro grupo de trabajadores que prefiere "evitar problemas por miedo o comodidad".

El regidor, dirigiéndose a estos últimos y a los vecinos del concejo, señaló que ha llegado el momento de que "la mayoría silenciosa que quiere otra Policía Local dé un paso al frente y no tenga miedo".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats