25 de enero de 2020
25.01.2020

El Ayuntamiento de Carreño amenaza a Albo con multas si no arregla la nave

La edil de Urbanismo, Cecilia Tascón, ordena a la propiedad la adopción de medidas inmediatas

25.01.2020 | 00:06
Estado de la nave de Albo, ayer, con vallas en la acera.

El Ayuntamiento de Carreño, a través de una reciente resolución de Alcaldía, ordenó a Hical Candás SL, como propietaria de la antigua fábrica de Albo, que adoptase de forma inmediata las medidas necesarias para evitar cualquier riesgo o daño a viandantes, por lo que debe impedir el acceso a los inmuebles de su propiedad y retirar de manera urgente los elementos con riesgo de caída.

Estos requerimientos surgen a raíz de la caída de cascotes del alero de una de las naves de la antigua conservera, que obligó a cortar el paso a peatones por la zona como medida de seguridad.

Por otro lado, la edil de Urbanismo, Cecilia Tascón, concreta que, "atendiendo a la situación que presentan los inmuebles, y a la vista del riesgo que suponen, apercibir a la citada mercantil, que en el caso de no adoptarse las medidas urgentes necesarias y presentar la correspondiente ficha técnica, se iniciará procedimiento para la imposición de multas coercitivas".

En la resolución de Alcaldía también reitera a Hical Candás SL que, para autorizar las obras que pretenden realizar en el inmueble, solicitadas el pasado 1 de octubre de 2019, necesitan presentar una ficha técnica de las mismas, para lo cual el plazo finaliza el día 28 de este mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído