08 de febrero de 2020
08.02.2020
La Nueva España

La nueva entrada a Lugones, una "pantalla verde" para primar a peatones y ciclistas

El Ayuntamiento desvela el proyecto para regenerar casi un kilómetro de vía con glorietas para reducir la velocidad y un aspecto "más urbano"

08.02.2020 | 00:20
Benito Díaz; Ángel García; el ingeniero municipal, Juan Carlos Álvarez, y Aida Nuño, ayer, en la presentación del proyecto.

La entrada a Lugones (Siero) por la avenida de Viella sufrirá una transformación total que priorizará las zonas verdes y a los peatones, y que incluye casi un kilómetro de carril bici. El objetivo es mejorar el acceso al núcleo de población y crear una pantalla verde entre la calle y los bloques de viviendas en aras de reducir la contaminación en la localidad. Así lo anunció ayer el Alcalde, Ángel García, junto a la concejala de Desarrollo, Aida Nuño, y técnicos municipales. "La actuación busca una mejora de la conectividad y la accesibilidad del vial, priorizando los itinerarios peatonales y carriles bici, consiguiendo su rehabilitación medioambiental", dijo García. El 15,7 por ciento del espacio será verde.

El proyecto actuará sobre 937 metros de longitud desde el túnel de Viella hasta la rotonda del Bulevar con un ancho de 6 metros e isletas en las intersecciones con las calles Antonio Machado y Evaristo Valle. También se creará una glorieta en la confluencia entre Covadonga y Paulino Vicente que conectará con la calle del instituto y que, según destacó el Alcalde, "también sirve de obstáculo para limitar la velocidad". El espacio contará con 250 plazas de aparcamiento.

Por su parte, el carril bici tendrá un ancho de 2,5 metros y la mayor parte del recorrido irá paralelo a la acera, de la que lo separará un bordillo. Para crear la pantalla verde se plantarán 150 árboles, que serán de copa gruesa para evitar el impacto de los humos contaminantes tales como pláganos o san juanes, detalló el arquitecto municipal, Benito Díaz. En aras de la mejora ambiental, también habrá 310 metros de seto vegetal.

También se instalarán bancos y papeleras, nuevos puntos de luz con tecnología Led de bajo consumo, se renovarán las canalizaciones de saneamiento y agua y, por último, se soterrará la red eléctrica de baja tensión y el cableado de telecomunicaciones que, en la actualidad, va por vía aérea.

Las obras, que fueron ayer aprobadas en la Junta de Gobierno Local, tienen un presupuesto de 2.658.890 euros y un plazo de ejecución de 8 meses. Además, los trabajos son susceptibles de ser cofinanciados con ayuda de la Unión Europea, señaló la edil de Desarrollo, Aida Nuño, ya que el proyecto recoge varios de los objetivos marcados por Bruselas. En concreto, sería a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

"Con esta transformación vamos a favorecer el paso a una economía de bajo nivel de emisiones de carbono, además de conservar y proteger el medio ambiente y promover la eficacia de los recursos", dijo Nuño. En ese sentido, aseguró que el proyecto cumple diferentes criterios de la estrategia DUSI tales como reducir la aportación de Lugones al cambio climático mediante el impulso de medios de transporte menos contaminantes, como las bicis, y mejorar la eficiencia energética de las infraestructuras, equipamiento y servicios públicos. "Crear en Lugones un centro urbano verde, recuperando la naturaleza en las calles, disminuyendo la contaminación atmosférica", afirmó.

Unas medidas para transformar la avenida de Viella en Lugones que el Alcalde calificó de muy importantes. "Gana muchísimo la localidad y la zona en concreto, tendrá un aspecto más urbano, no un cruce de carreteras como hasta ahora. Queremos captar vecinos, que se animen a vivir en Lugones, así fijamos población y aumentamos los ingresos". Por último, el regidor apuntó que esperan que la obra de regeneración de la avenida esté finalizada el año que viene o, al menos, muy avanzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído