08 de febrero de 2020
08.02.2020

Pravia recibirá el proyecto de la piscina tras un año cerrada

El Ayuntamiento prevé licitar la obra en las próximas semanas, sobre un planeamiento que incluye sugerencias de los técnicos municipales

08.02.2020 | 00:18
Dos trabajadores de la piscina climatizada de Pravia, en el interior de las instalaciones.

Ha pasado un año y la piscina climatizada de Pravia sigue cerrada a cal y canto a cuenta de los daños que provocó el desbordamiento del río Aranguín en el temporal de enero de 2019. No obstante, el equipamiento deportivo está cerca de abrir sus puertas, ya que el Ayuntamiento recibirá la próxima semana el proyecto de obra, que será licitada con un plazo de ejecución de siete semanas, avanza el alcalde, David Álvarez.

El proyecto, encargado a Adiabática S.L., ha sido revisado por los técnicos municipales, que han hecho una sugerencia que será tramitada en el texto definitivo. Así, los funcionarios estimaron preciso trasladar del sótano equipos tales como las calderas, el deshumectador y la climatizadora, entre otros, a la primera planta, los más pequeños, y al tejado, los de mayor envergadura. Un cambio para el que contaron con el asesoramiento de un calculista para determinar si el forjado del inmueble podría soportar el peso. La respuesta fue positiva. "El río va a seguir saliéndose y el edificio está donde está; con el traslado de la maquinaria más delicada creemos que, en futuras riadas, el daño será menor y no provocará cierres como éste", señala Álvarez.

Un retraso que viene dado por las discrepancias entre el Consistorio y la empresa adjudicataria de la gestión de la piscina climatizada, Asturagua, por dirimir quién debía costear la reforma con el dinero que aporta el Consorcio de Compensación. Finalmente, los abogados del Ayuntamiento aconsejaron aceptar el pago de los trabajos como propietario de la instalación y así se comunicó al Consorcio, que lo remitió al Juzgado de Pravia, encargado de establecer la indemnización de los daños por causa natural sobrevenida. Así, el pasado mes de julio el concejo recibió 66.938 euros de pago inicial, de los que el Ayuntamiento destinó 6.000 euros a abonar el proyecto.

"Lamentamos el retraso y la molestia causada a los usuarios, somos conscientes del trastorno, y aceptamos responsabilizarnos de la obra para no llegar a una vía que lo retrasase más; si no, podríamos estar años enredados en ver quién tiene la responsabilidad", dice.

La cuantía de la obra se sabrá al recibir el proyecto, muy esperado. "Es un gran retraso después de un año de espera, pero se va a mejorar la instalación para poder garantizar la seguridad en cuanto a futuras riadas", concluye el Alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído