Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reclaman más cacerías en Rales (Villaviciosa), donde los jabalíes han arrasado los pastos

"El Principado debería obligar a que controlasen a estos animales", plantea Luis Iglesias, con su terreno arruinado y con unas indemnizaciones minúsculas

Luis Iglesias muestra el terreno dañado por jabalíes en Rales.

Luis Iglesias muestra el terreno dañado por jabalíes en Rales. P. FERNÁNDEZ

Una familia ganadera de Rales (Villaviciosa) denuncia que los prados donde pastan sus vacas están dañados por la presencia de jabalíes en la zona. Consideran que los responsables son los gestores de la Sociedad de Cazadores de Carrión por no tener controlada la población de estos animales, que han dejado

Así las cosas, las vacas de esta familia cuentan con menos espacio donde pastar, lo que supone un problema a la hora de poder alimentarlas de forma natural. Consecuentemente, tienen que ajustar aún más las cifras para conseguir algo de margen con su venta.

La ganadería está a nombre de Inés García Llavona, la mujer de Luis Iglesias Rodríguez, de "La Castañera", quien denuncia públicamente este asunto y espera que el Principado ponga solución. "Mandamos un escrito a los del coto y otro al Principado para que solucionen el problema. El Principado tendría que obligar a que hiciesen más cacerías para matar a algún jabalí y obligar a los del coto a que controlen los animales", concreta Iglesias Rodríguez. Y cree que el problema se debe a la falta de tino de los cazadores. "Hace tres años que vienen a las cacerías, pero no cogen ningún jabalí. Ahora hay gochas que van con ocho crías", concreta.

Iglesias Rodríguez amenaza con llevar el asunto a la vía judicial si no se soluciona con prontitud. "El Principado se tiene que implicar un poco, pero no hace nada", dice. El perito que visitó las parcelas tasó los daños en 1.548,33 euros, de los que la familia recibió apenas 321,56. Pero tampoco les interesa el estar recibiendo compensaciones por el desaguisado que comete esta especie cinegética en sus fincas. "El dinero está bien, pero las vacas no comen euros, comen pación. Y nosotros nos dedicamos a vender las vacas", incide Iglesias Rodríguez.

Este vecino de Rales (Villaviciosa) espera que el Principado ponga solución al problema porque, de lo contrario, tendrá que arrendar nuevos terrenos que estén en condiciones para que sus vacas pasten con comodidad. La situación resulta complicada de afrontar porque ni siquiera ellos mismos conocen aproximadamente cuántos ejemplares de jabalí hay en la zona. Lo que tienen claro es que deberían limitar, de algún modo, su presencia. "Cada tres o cuatro meses hay que vigilarlos, pero en el coto no se está haciendo nada", lamentan.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats