Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noreña lucha por los valores humanos

El club de judo de la Villa Condal cumple 41 años con más de trescientos alumnos y enseñando "compañerismo y sacrificio"

Alumnos y profesores, en las instalaciones del Judo Noreña.

Alumnos y profesores, en las instalaciones del Judo Noreña. R. A. I.

Cuando apenas levantaba un palmo del suelo, con cuatro años, José Ramón Maseda conoció a Jerome Muñiz, su maestro, en las clases de judo del colegiode El Berrón (Siero). Luego fue a su academia y a los 18 años, junto a otros cuatro alumnos, se hizo cargo de ella.

41 años han pasado desde que Muñiz fundara el Judo Noreña y 25 desde que Maseda se hace cargo, primero como coordinador y luego como director. "Ya tengo de alumnos a nietos de los que eran mis compañeros", relata.

Dan clases también en El Berrón, en Nava o en Sariego, entre otros puntos de la geografía asturiana. Con todo, en Noreña, están en casa. La localidad les reconoce como una institución y por ello se sienten orgullosos.

Del club han salido numerosos campeones de Asturias y de España, referencia a nivel competitivo para la entidad. Con todo, Maseda reconoce que "los mejores momentos no han sido los de las medallas".

Él recuerda con especial emoción "los viajes, las convivencias y otros muchos momentos". Entre ellos, cuando, a los catorce años, comió pizza por primera vez: "Estaba con mi entrenador, de viaje y nunca había ido a una pizzería", cuenta sentimental.

Ese sentimiento de pertenencia, porque el Judo Noreña, es su "vida", se lo transmite a la gran cantidad de jóvenes que pasan por allí. Ahora mismo más de 300, que han obtenido casi 60 medallas nacionales en distintas disciplinas.

"La gente que lo conoce sabe que esto no es solo deporte. Aquí se inculcan unos valores fundamentales. El sacrificio o el compañerismo, entre otros", destaca el maestro.

Algo que le hace recordar una reciente entrevista que le realizaron a uno de sus alumnos, Marcos Suero, investigador que ha recibido una prestigiosa beca: "Decía que en el Judo Noreña aprendió que el esfuerzo y el sacrificio tienen su recompensa. Eso es algo que me llenó mucho leer", concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats