Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descorazonador inicio de la campaña de la xarda en Candás: poca y muy barata

l El kilo de pescado sale por 80 céntimos, cuando el año pasado rondó los 2 euros l "Esperemos que la cosa cambie", dice el patrón

Descarga de pescado en el muelle candasín.

Descarga de pescado en el muelle candasín. P. FERNÁNDEZ

Los pescadores candasinos iniciaron el pasado martes la campaña de la xarda (caballa) y los primeros resultados no han sido nada halagüeños. Para empezar, los pescados no "pican" como en anteriores temporadas, lo que supone que el trabajo de los marineros está siendo más arduo de lo habitual. Sin embargo,

Por otro lado, el precio de la xarda está muy por debajo de lo habitual. En su caso, están vendiendo el kilo a 80 céntimos, menos de la mitad de la media del año pasado, cuando el importe de venta de este producto rondaba los dos euros. Esto puede deberse también a la situación de paralización económica del país debido al estado de alarma que mantiene a la población confinada en sus viviendas.

El patrón mayor de la cofradía candasina detalla que actualmente hay tres embarcaciones candasinas en la campaña y se incorporará una nueva en los próximos días.

Las capturas de xarda tienen un precio a la baja en toda Asturias. Como muestra, la lonja de El Musel subastó el pescado a una media de 1,17 euros, un importe muy por debajo de los 1,51 euros por los que se ruló en la campaña de 2019. Las cifras en la rula avilesina son más parecidas a las que se están dando en la flota pesquera de Candás. En la Villa del Adelantado despacharon en las últimas jornadas la xarda a entre 0,80 y 0.90 euros.

La campaña de la xarda supuso en los últimos años un salvavidas para los marineros de Candás. No en vano, en 2019 cuadruplicaron las descargas de caballa con respecto a hacía tres años. En concreto, recibieron 117.031 kilos de pescado, de los que casi 90.000 eran caballas. Fue así la principal especie rulada en Candás, con diferencia respecto a otro tipo de pescados.

Así las cosas, los pescadores candasinos esperan que costera más importante del año salga a pedir de boca, como ocurrió el año pasado, para así poder ir cuadrando las cuentas y encarar la temporada de pesca estival con rédito. Los últimos meses, los marineros locales apenas salieron a faenar. Los temporales marítimos que se sucedieron desde noviembre hasta finales de año mermaron las capturas para la campaña de ventas navideña, una de las más importantes del año. Luego, el mal tiempo y el fuerte oleaje dejó las embarcaciones en puerto. Por otro lado, el patrón mayor también espera que anticipen el dragado del muelle local -previsto para finales de septiembre- para evitar problemas de cara al verano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats