Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festejos de la Pola, en una situación "crítica", se plantea suspender pagos

"La casta política nos ha abandonado", clama Jenaro Soto, presidente del colectivo, que planea una derrama entre los socios o vender locales

La Sociedad de Festejos de Pola de Siero atraviesa una situación "crítica" en lo económico. El gobierno municipal ha optado por retirar las subvencionesa este tipo de entidades -así como a las culturales- para costear las medidas contra el covid-19. Esto deja muy tocado al colectivo, que solo dispone

Por el momento, Soto mantiene la intención de organizar algunas actividades por las fiestas de El Carmín -que darían algo de aire a la asociación-, siempre a sabiendas de que las verbenas "parecen inviables". Sería el próximo julio.

El presidente de Festejos venía advirtiendo de que se podía llegar a esta situación. Él, como el resto de representantes de colectivos culturales y de festejos del concejo, había recibido una carta del Ayuntamiento advirtiendo del recorte o incluso de la supresión de ayudas.

Finalmente, las circunstancias han llevado al gobierno municipal a descartar completamente este tipo de subvenciones. De hecho, el pleno municipal votará hoy una modificación de crédito que permitirán sufragar las exenciones fiscales a autónomos anunciadas en pasadas semanas.

La noticia ha enfadado a Soto, que esperaba que se pudieran mantener "aunque fueran 10.000 euros de la ayuda". El presidente de Festejos apunta: "Nunca pensé que una entidad que genera beneficios para otros y organiza un 75% de los eventos de la localidad pudiera verse así. La casta política nos ha abandonado".

Más allá de las quejas, ya se están buscando fórmulas para evitar la desaparición del colectivo. Según explica Soto, hay tres opciones para "no poner en peligro el patrimonio de la asociación exponiéndonos a embargos".

La primera de las opciones pasa por una derrama entre los socios. Ésta consistiría en pedirles que adelanten la mitad de la cuota anual del año que viene -diez euros cada uno-, que se les restaría del pago que ejecuten en 2021.

Otro escenario sobre el que trabaja Soto es una posible suspensión de los pagos que tienen pendientes. Estos ascienden a unos 30.000 euros. Por último, también cabe la posibilidad de que se opte por vender alguna de las instalaciones de las que disponen. "Habría que ver en qué condiciones se puede vender ahora", precisa sobre esto Soto.

La situación "crítica" del colectivo también lleva a su presidente a dar marcha atrás sobre su intención de convocar elecciones y dejar la directiva. "Voy a aguantar por lo menos hasta ver si podemos hacer la feria de Güevos Pintos, en la plaza cubierta, en el puente del Pilar. No quiero dejar este marrón a los que entren", asegura.

Sobre la celebración de actividades, Soto lo tiene claro. Quiere mantener el desfile por El Carmín y algunos eventos como el cine en la calle en el parque. Lo que prácticamente descarta es las verbenas que suele llevar la tradicional fiesta polesa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats