Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una estufa, origen del fuego que destruyó una casa en Cabranes

La edificación, segunda residencia de una familia de Gijón, quedó reducida a escombros pese a la actuación de los bomberos

Voluntarios de Protección Civil verifican el estado de la casa.

Voluntarios de Protección Civil verifican el estado de la casa. R. P. F.

Una estufa fue el detonante del incendio que destruyó una casa en Mases (Cabranes) la noche del sábado. El inmueble, que es una segunda residencia de una familia de Gijón, según detalla el Alcalde de Cabranes, Gerardo Fabián, se incendió a raíz del encendido de una estufa que llevaba tiempo

Bomberos de La Morgal y de Villaviciosa acudieron a la llamada de emergencia en la que informaron al 112 de que una casa se estaba quemando. Esto ocurrió a las 23.45 horas del sábado. Los bomberos fueron con un vehículo nodriza, una autobomba urbana y una autobomba forestal. Al llegar a Mases, comprobaron que el incendio afectaba a toda la casa. Los efectivos utilizaron dos líneas de agua para atacar el fuego y evitar su propagación a dos viviendas cercanas. Tras extinguir el incendio, realizaron tareas de refrigeración y saneamiento. Los bombero también utilizaron la cámara de imágenes térmicas para comprobar la presencia de posibles puntos calientes.

El Alcalde de Cabranes comenta que, además, también acudieron al incendio voluntarios de Protección Civil de Cabranes y, por parte del Ayuntamiento, acudirán hoy al lugar de los hechos para ocuparse de las labores de desescombro de la vía pública. En cuanto al estado del inmueble, Fabián concreta que "la edificación queda para escombro, ruina". El equipo de bomberos dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 5:51 horas.

Afortunadamente, no hubo que lamentar otros daños, ni personales ni materiales. Y es que la vivienda incendiada está en una zona aislada, sin otros inmuebles aledaños. Por esta razón, tampoco hubo que desalojar a vecinos de otras casas próximas, como ocurre en otras ocasiones. Voluntarios de Protección Civil de Cabranes regresaron a la casa incendiada a las seis de la madrugada para verificar que no había ningún foco activo y avisaron al Ayuntamiento de la necesidad de retirar los escombros de la vía pública y de dar aviso a la empresa eléctrica porque quedó un cable con corriente tirado en el suelo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats