30 de junio de 2020
30.06.2020
La Nueva España

"Se nota que había ganas de escapar de Madrid", dicen del lleno turístico en Candás

"Nada más que pude salir, vine para Asturias", señalan los visitantes foráneos en la villa, con terrazas y hoteles a pleno rendimiento

30.06.2020 | 00:50
"Se nota que había ganas de escapar de Madrid", dicen del lleno turístico en Candás

A pleno rendimiento. El turismo echa a andar en Candás y el sector nota que va viento en popa gracias, sobre todo, a los muchos visitantes de fuera de Asturias. La capital de Carreño vivió su primer fin de semana del verano con las terrazas llenas, las mesas de los restaurantes repletas de comensales y hoteles con plazas ocupadas. Rafael Solís, hostelero del restaurante El Muelle, ubicado en el puerto candasín, concreta que "hubo sobre todo gente de Castilla y León y de Madrid que tienen segundas residencias aquí y son clientes habituales. Se nota que la gente tenía ganas de escapar de Madrid y coger un poco de playa".

Ayer, en el restaurante de Solís compartían mesa los gijoneses Ángeles Vázquez y Manuel Torre, junto a la langreana María Luisa Baragaño. "Aprovechamos que era San Pedro para venir. Como en Gijón estaba pruando, decidimos venir a pasar el día a Candás, que hacía mucho tiempo que no veníamos", comenta Ángeles, mientras su marido escanciaba culinos de sidra en la terraza con vistas al muelle de Candás. En otro restaurante del puerto local, las ovetenses Susana Sordo y Pilar Alonso se disponían a pedir mesa para comer.

"Estamos ávidas de ver el mar, de respirar el aire marinero porque parece que se oxigena uno para toda la semana. Después del confinamiento, esto es maravilloso", remarcaba Pilar, que estaba acompañada de su hija, quien reside en Madrid por estudios y donde pasó las semanas de confinamiento. "Nada más que pude salir de Madrid, vine para Asturias", asegura.

El fin de semana pasado, las calles de Candás estuvieron repletas de turistas. Como muestra, el hotel El Puerto, ubicado a escasos metros de la playa y del puerto candasín, colgó el cartel de "completo". "El fin de semana tuvimos todas las habitaciones llenas del hotel. Ahora para julio apenas hay reservas. Creo que la gente aún tiene miedo a organizar sus vacaciones. Nos llaman para preguntar pero reservas hay pocas. Para agosto está mejor la cosa", concretan desde el hotel.

Los restaurantes también estuvieron a rebosar de clientela, tanto local como foránea. Feli Espinosa, de Casa Repinaldo, un restaurante ubicado en el centro de Candás, reconoce que "el fin de semana tuvimos bastante gente de fuera". La misma sensación vivió José María Álvarez Díaz, del restaurante El Tresmallo. "Por las noches, el primer día que abrieron las fronteras entre provincias ya se notó. Ahora mismo, estamos viviendo de la gente de Asturias que nos están apoyando notablemente. La verdad es que estamos muy contentos con la gente de Asturias que están demostrando que están apoyando al sector de la hostelería asturiano".

Por delante quedan los meses más fuertes del verano. Mañana arranca julio, con previsiones menos halagüeñas que otros años, pero agosto se presenta mejor en cuanto a reservas en alojamientos turísticos. Solo falta que el tiempo acompañe y los brotes del coronavirus no empañen la temporada estival, una época del año que supone una importante fuente de ingresos para la hostelería y hotelería de localidades costeras como Candás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook