El Ayuntamiento de Grado abrirá una mesa de negociación colectiva "para intentar minimizar la controversia suscitada entre comerciantes, hosteleros y feriantes por la nueva disposición del mercado". Cada sector deberá nombrar un representante en los próximos días. El Consistorio insiste en que la nueva reorganización del mercado, que no ha gustado nada a los ambulantes de textil y calzado, en pie de guerra por mantener sus sitios habituales, atiende a motivos de seguridad en la prevención del covid-19.

"Albergar la totalidad de los puestos resulta imprescindible aumentar la superficie del mercado incorporando las plazas Indalecio Corujedo y Regino López, así como la calle Asturias o El Bolado si fuese necesario para no perder la continuidad del mercado y que siga discurriendo por las calles y plazas más comerciales de la villa", alegan. Mañana, los ambulantes dispondrán del Charcón para ubicar sus puestos mientras se prepara la reorganización.