21 de julio de 2020
21.07.2020
La Nueva España

Crecida en el Nalón

La sociedad de pescadores Las Mestas del Narcea, con directiva reelegida, celebra el impulso de su proyecto de donación de salmones

21.07.2020 | 01:09
Óscar Magdalena, vicepresidente de Las Mestas, con uno de los últimos salmones donados al proyecto "Arca". S. Arias

La sociedad de pescadores Las Mestas del Narcea, con base en Pravia, celebra un buen año en cuanto a la población de salmones en la cuenca Narcea-Nalón con el final de temporada de pesca tradicional, que se clausuró el pasado día 15. También celebran récord de donaciones al proyecto "Arca", pasando de 38 ejemplares en 2019 a 48 en 2020. Unos salmones salvajes que vivirán en el centro ictiogénico del colectivo en Quintana, donde participarán en el ciclo de reproducción para la cría de alevines con los que repoblar los ríos asturianos.

Además, el pasado sábado, la junta directiva salió reelegida al ser la única candidatura presentada con los avales necesarios. "Para bien o para mal comenzamos el tercer mandato consecutivo, esperamos que esta candidatura sea del agrado de todos los socios y que sigamos creciendo hasta hacer un Narcea envidiado en todas las riberas", señaló el presidente, Enrique Berrocal.

Y la cuenca Narcea-Nalón estuvo este 2020 llena de salmones. "Fue un año muy bueno de entrada de ejemplares si tenemos en cuenta los años anteriores, que han sido malos, pero hemos visto pozos con muchos salmones", detalla. En cuanto a las capturas, 457, Berrocal las califica de "limitadas" y lo achaca al tiempo perdido sin pescar por el estado de alarma, que retrasó el inicio de la temporada de abril a mayo. "Y hay que tener en cuenta que tampoco pescaron los titulares de cotos, muchos de ellos de fuera de Asturias", explica el presidente de la sociedad.

En cuanto al proyecto "Arca", la recién finalizada temporada ha sido un éxito para el proyecto, con 48 donaciones. Diez más que el año pasado. Una cifra que alegra a la sociedad, implicada en desarrollar prácticas conservacionistas en el río en beneficio de la población salmonera, cada vez más aminorada. De ahí también el creciente apoyo al proyecto entre los pescadores, al que cada año se suman más colaboradores aportando salmones salvajes vivos para iniciar el ciclo cerrado de reproducción y poder soltar alevines en los ríos asturianos. Un aporte que el río Narcea, parece, que está notando, a tenor de los datos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído