Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ALAIN FERNÁNDEZ | DIRECTOR DEL TEATRO PRENDES DE CANDÁS

"Nos dio ánimo para montar el Salón de Teatro de Candás que la gente quisiera volver"

"Muchos grupos hicieron ensayos a través de internet para llevar mejor el confinamiento" l "El costumbrismo tiene autores jóvenes"

Alain Fernández.

El teatro costumbrista vuelve al Prendes de Candás, su sede predilecta, donde Alain Fernández, director del centro, ha peleado mucho por organizar una nueva edición de un certamen patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA. Fernández celebra la entrega de los grupos, muy motivados por volver, así como la buena salud del costumbrismo y la predisposición de la mayoría de todos a participar. Esta edición contará con "más sesiones que nunca" y se desarrollará entre los días 19 y 30 de agosto.

- Organizar está edición tiene que haber sido difícil, ¿no?

-Fue complicado en el sentido de que, yo llame a las compañías que normalmente vienen. Durante el confinamiento mantuve el contacto, preguntándoles simplemente qué tal estaban. Son muchos años y tengo amistad con buena parte de ellos. En principio, simplemente me interesaba por que estuvieran bien. Claro, cuando terminó el confinamiento, comencé a hablar con ellos, más en serio, a ver si tenían pensado participar en el salón. Casi todos me dijeron que sí. Tenían ganas de volver. Muchos incluso me dijeron que, para llevar mejor el confinamiento, habían ensayos a través de internet. Se hablaban, hacían lecturas y entretenían ese tiempo haciendo lo que mas les gustaba.

- Y decidió convocar el salón.

-Acabado el confinamiento, nos confirmaron que iban a juntarse a ensayar, manteniendo la distancia. Otros dijeron que debido a que algunas personas pertenecían grupos de riesgo y necesitaban pensárselo. El 90% repiten. Intentamos compensar el hecho de que algunas no vinieran, con algunas novedades. Se llevaba tiempo pidiendo noche de sainetes y el 24 de agosto lo va a haber va a haber cuatro, de cuatro compañías distintas. Todo queda entrelazado gracias a que José Ramón Oliva (dramaturgo) y Nacho Fernández (actor) lo van a presentar.

- ¿Cree que la situación actual, con la pandemia, les restará público?

-Restar gente esperemos que no. Vamos a disponer de 260 butacas. Lo que, por lo menos a mí, me dio mucho animo para montarlo fue que, a principios de julio, hablamos con abonados de otros años y el 95 % nos dijeron que querían volver. Que este publico quisiese volver, teniendo en cuenta que mucha gente quería participar con esa noche de sainetes, nos hizo poner la directa. Para compensar la perdida de aforo, planificamos funciones dobles los sábados y domingos a las 20.00 y a las 23.00. Las funciones siempre fueron a las 23.00 porque la última sesión de cine del teatro siempre era así, coincidiendo con el final del NODO. Para favorecer que pueda venir gente de fuera de Carreño, los domingos también hay función a las ocho de la tarde. De un salón de 12 funciones hace tres años, pasamos ahora a tener 16.

- Es decir, ¿tienen el lleno asegurado?

-Eso espero, hemos tomado todas las medidas necesarias y eso no deja de ser un mensaje para el público. Igual que hicimos cuando abrimos el teatro para funciones de cine, se va a tener que pasar por el reconocimiento facial. Todas las personas tendrán su butaca asignada, numeradas. Si una pareja se va a sentar habrá dos libres en todos los sentidos, delante, atrás y a los lados. Se va a mantener siempre la distancia, habrá gel disponible a la entrada y también en las diferentes estancias. La salida se hará por diferentes zonas del teatro y al acabar las funciones limpiaremos a fondo, no solo con la lampara ultravioleta, sino con las máquinas de ozono en las diferentes estancias. Eso lo vamos a aplicar también a las compañías, toda compañía tendrá que pasar por estas cosas, mantener la distancia, reconocimiento facial y mantener distancias hasta la obra. Además, las funciones están adaptadas ala nueva normalidad. A excepción de que sean parejas reales, muy pocos van a estar muy juntitos.

- ¿Qué destacaría de la programación?

-Vamos a tener seis estrenos absolutos, dos reestrenos y uno que quiero destacar especialmente. Teatro Carbayín quiso cambiar la obra que tenían ensayada por una 'ad hoc'. Se llama "Confinados" y la temática va sobre qué pasaría si esta pandemia con confinamiento hubiera pasado a mediados de los sesenta, con Franco vivo? Hay otras cosas que destacar. Hay que agradecer a Oliva que haya creado una obra en homenaje a la cara de este salón, Arsenio González. Lo hizo cogiendo sus obras, analizándolas y finalmente escribiendo una obra donde se cuenta su vida con su esposa. Desde la juventud hasta la edad adulta. La interpreta el grupo Rosalía Trabanco, en dos sesiones. Los actores, además, son íntimos amigos de Arsenio y su mujer.

- Por lo que cuenta, el teatro costumbrista sigue vigente.

-No solamente sigue vigente, aparte de Oliva hay otros autores jóvenes. Hay hombres y mujeres actores actuales que están entre los 30 y los 60, además de autores que escriben teatro costumbrista con temática actual. Un ejemplo es la comedia en la que se deja a un hombre embarazado, en un espacio futurista.

Compartir el artículo

stats