05 de septiembre de 2020
05.09.2020
La Nueva España

El teatro costumbrista se rinde a Oliva, el triunfador de la gala de los "Aurora"

El dramaturgo, director y actor sierense logra cuatro premios del Salón candasín en una ceremonia emotiva en la que recordó a Arsenio González

04.09.2020 | 23:48
José Ramón Oliva.

El dramaturgo, director y actor José Ramón Oliva se convirtió ayer en el protagonista de la XVIII Gala de los premios "Aurora Sánchez" de teatro costumbrista asturiano, entregados en el teatro Prendes, de Candás, como colofón al XXX Salón de Teatro Costumbrista local, patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA.

Oliva se hizo con el premio al mejor director por la obra "Cipriano, cura de pueblu", trabajo que protagonizó y por el que se llevó también el "Aurora" como mejor actor principal. Pero es que, además, consiguió el premio al mejor texto teatral estrenado en el Salón por la obra "Arsenio", que representó el grupo "Rosario Trabanco", de Gijón. Este "Aurora" es compartido, a título póstumo, con Arsenio González, puesto que la obra incluye fragmentos de diferentes trabajos del recordado dramaturgo.

De hecho, Oliva, recogiendo el premio al mejor texto, pidió a la Academia de la Llingua un homenaje a Arsenio, al que definió como "el último escritor costumbrista clásico que había en Asturias". "Hay que hace-y un homenaje", dijo Oliva, quien agradeció a la familia de Arsenio que le diera el permiso para escribir una obra como tributo. "Tenía esa idea desde el cariño y el respeto y convencí a Lisardo y Elisa para que la protagonizaran".

Lo que no esperaba Oliva, al final de la gala, es que iba a llevarse un cuarto premio. Un "Aurora" honorífico por sorpresa en reconocimiento a su trabajo por el teatro asturiano y no sólo en su compañía de Carbayín, sino en numerosos grupos que representan desde hace años sus obras. Está considerado "el Eladio Verde del siglo XXI", de ahí que en el trigésimo aniversario del Salón hayan querido otorgarle un "Aurora" honorífico. "Prometo que seguire escribiendo y poniendo obras por muchos años", acertó a decir en su agradecimiento por el reconocimiento que no esperaba. El primer premio lo agradeció a su mujer y a su madre, con la que empezó a hacer teatro.

La gala de los "Aurora", escrita y dirigida por Alain Fernández, no fue una gala al uso por la situación de la pandemia, y en ella actuaron varios intérpretes habituales en el Salón. Los asistentes se rieron de lo lindo. Alain trata de escribir el guión de la ceremonia, se supone que pasa un año dormido en el Prendes desde la última gala y despierta anoche, y, con la presencia de actores, piden ayuda a Oliva, pero no se le ocurre nada. Todos le preguntan si no es el Eladio Verde del siglo XXI. Él dice: "eso dicen, pero no lo digo yo".

La Compañía Asturiana de Comedias se alzó con dos premios. Mar Buelga y Marta Casas se llevaron el "Aurora" por el maquillaje y el vestuario de la obra "Telva y Pinón", trabajo por el que Norberto Sánchez, Sergio Buelga y Armando Felgueroso se llevaron otro galardón por el decorado y la iluminación.

La mejor actriz protagonista fue Chusa Juarros por la obra "La consulta del doctor Mateo", de "El Hórreo", de Barcia (Valdés). En cuanto a los premios como intérpretes secundarios, Pepín García se llevó, por segundo año consecutivo, el "Aurora". En este caso, fue por su papel en "Un negociu de cuidáu", del grupo "Valdesoto". Por su parte, Maruja Gómez consiguió el premio como secundaria por su trabajo en "La criada de Tayuela", con el que se estrenó este año el grupo de teatro "Garapiellu" en el Salón.

Por otra parte, el premio "Anxelu" de la noche de sainetes fue a parar a Segismundo Meana, del grupo de teatro "Chanclos Asgaya" por su papel en la obra "Con el culo al aire".

Este año, se hicieron entrega de varios "Aurora" honoríficos, uno de ellos a LA NUEVA ESPAÑA por la divulgación y promoción del Salón y de las actividades del teatro Prendes entre sus páginas. También lo recibieron la cadena Ser y la asociación cultural "Gaxarte".

Además, el jurado quiso reconocer la labor por el teatro asturiano de las nuevas generaciones por lo que premió con un llavero honorífico "Aurora" a la pequeña Alba Fernández, que lleva un tiempo actuando con el grupo "Valdesoto" y también en las galas de estos premios.

Así se puso el broche final a un Salón de Teatro Costumbrista que volvió a ser, un año más, un éxito y una referencia para la escena asturiana. Y eso teniendo en cuenta las enormes incertidumbres y dificultades que se encontró la organización para desarrollar su trabajo, por culpa de las restricciones de aforo y las medidas de seguridad debidas a la pandemia del coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook