22 de septiembre de 2020
22.09.2020
La Nueva España

La Fresneda, libre de plumeros

El grupo de sextaferia ha logrado erradicar la especie invasora de la localidad sierense en menos de dos años: "Quitamos miles, ahora hay muy pocos", resaltan

22.09.2020 | 00:52

Lo que parecía imposible se ha hecho realidad. En los dos últimos años el grupo "Sextaferia La Fresneda" ha dejado limpia la localidad de la especie invasora plumero de la Pampa gracias al trabajo de los voluntarios, que han contado con el apoyo del Ayuntamiento de Siero, que aporta herramienta y maquinaria. Sólo quedan algunos en la zona de las vías del tren y el colectivo ya ha requerido a Adif su retirada. Cada vez que brota uno, acuden para tratarlo y evitar su expansión, pues las esporas pueden desplazarse hasta 25 kilómetros de distancia. "Quitamos miles de plumeros, no sabría decir un número exacto, ahora hay muy pocos, son más pequeños y los vamos liquidando", explica José María Rozada, miembro del grupo surgido de la asociación vecinal de La Fresneda. Han conseguido erradicar la especie invasora con un arduo trabajo que han hecho los propios vecinos cada sábado. En el último, retiraron un total de 50 plantas.

Los voluntarios realizan la extracción de los plumeros de manera manual, dicen que es la mejor forma de retirarlos. Deben ser tapados con unos plásticos duros para que no se expandan las esporas y retirar los bulbos de la planta para evitar que se vuelva a reproducir. "Luego vienen los operarios del Ayuntamiento a recoger las bolsas y nos han dejado una pala que las quita muy bien, es muy ecológico", indica Rozada.

Han retirado plumeros de zonas públicas y también de propiedades privadas, previa notificación a los dueños. Y, ahora, se dedican a revisar y quitar los que van naciendo. En dos años, desde la fundación del grupo, han logrado erradicar la especie de La Fresneda y esperan que Adif o la Administración competente retire los que aún quedan junto a las vías del ferrocarril.

El plumero de la Pampa es difícil de eliminar por la capacidad de esparcimiento que tiene la planta y porque crece en cualquier terreno. De ahí que la asociación medioambiental "Biodevas" de Lugones requiera una actuación en los polígonos industriales del concejo, donde más crecen las poblaciones de la especie. "Están actuando pero lo hacen con herbicidas como el glisofato, que es peligroso, y no es la mejor solución", señala el presidente de "Biodevas", Tárik Vázquez.

El colectivo propone como método de erradicación que se retire de manera manual o mecánica cada planta después de su floración, con dos periodos anuales y que se mantenga un control para evitar rebrotes. En ese sentido, Vázquez apunta que la mejor solución es replantar con especies arbustivas autóctonas que, al crecer, cubren el terreno e impiden que el sol llegue a las semillas de los plumeros y éstos crezcan.

"Hay una inacción bastante grande y es una especie que se carga el resto de biodiversidad", advierte José Carlos Nieto, miembro de "Sextaferia La Fresneda", que ha demostrado que con voluntad y trabajo se puede erradicar el plumero de la Pampa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook