DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tazones, expectante ante la vuelta de las lluvias y su impacto en el argayo de Villar

"En verano se pararon los desprendimientos porque apenas llovió", dicen los geólogos de la Universidad que estudian la evolución del terreno

Imagen del argayo en Villar, al lado del faro de Tazones, tomada desde el mar.

Imagen del argayo en Villar, al lado del faro de Tazones, tomada desde el mar. R. P. F.

Los vecinos de Tazones esperan que las lluvias del otoño y del invierno no provoquen más grietas en el terreno de la zona de Villar, al lado del faro de la localidad costera de Villaviciosa. Por ahora, la situación parece estable. "Durante el verano no percibimos nuevos movimientos de terreno, pero estaremos expectantes porque estos meses apenas llovió", comenta Luis Batalla, delegado territorial en la zona. Los investigadores que están supervisando cómo se desarrollan los corrimientos de tierras hacia la mar coinciden en el análisis. María José Domínguez Cuesta, investigadora del departamento de Geología de la Universidad de Oviedo que participa en el proyecto "Cosines" en Tazones, detalla que "ahora en verano se pararon un poco los desprendimientos porque apenas llovió".

Los investigadores no han parado su labor en los últimos meses, a pesar del estado de alarma. De hecho, realizaron mediciones en la zona una vez al mes para observar el comportamiento del suelo en la zona oeste del faro de Tazones, ubicado en la localidad de Villar. Ahora, están terminando de elaborar las conclusiones de su estudio, que será publicado en unos dos meses en la revista de impacto internacional "Landslides". Los vecinos de Tazones, además, estarán pendientes de si funcionan las actuaciones ejecutadas en la ladera del barrio de San Roque, que provocó un argayo en la zona por el que tuvieron que cerrar negocios y desalojar a los vecinos en febrero pasado. Se limpió la zona, se instaló una malla y se puso una escollera para evitar que el terreno volviera a ceder. Sin embargo, no se han dado días de fuertes lluvias que pongan a prueba este sistema de contención. "Esperemos que funcione lo que hicieron allí porque, de momento, apenas llovió para ver el resultado", añade Batalla.

Compartir el artículo

stats