Los vecinos del barrio de Villar, en Tazones, un punto turístico singular de Villaviciosa porque allí se emplaza el faro de la localidad, unieron sus esfuerzos y esta semana pusieron al día sus cunetas. En concreto, adecentaron 200 metros en cinco tramos diferentes, para lo que usaron 14 metros cúbicos de hormigón, ayudados por el Ayuntamiento, informa P. F.