10 de octubre de 2020
10.10.2020
La Nueva España

Siero se niega a retirar el mobiliario que colapsa el pasillo del Celestino Montoto

El Ayuntamiento aduce que no tiene medios para recoger el material apilado desde el inicio de curso, que dificulta el tránsito y el necesario mantenimiento de la distancia entre alumnos

10.10.2020 | 00:00
Muebles apilados en los pasillos del colegio Celestino Montoto, en Pola de Siero.

Nuevo problema en un centro educativo de Siero. Los pasillos del colegio Celestino Montoto de Pola de Siero están intransitables, atascados por los muebles que los docentes tuvieron que sacar de las aulas para hacer hueco a los alumnos. El profesorado explica que solicitaron al Ayuntamiento que los recogieran, pero "no acaban de venir" y justifican que "no tienen ni personal para hacerlo ni espacio donde dejarlos". Esto ocasiona que en los pasillos no haya espacio suficiente para que se mantenga la distancia de seguridad entre los estudiantes a las entradas y salidas del centro.

El colegio poleso es de pequeño tamaño y "aún más desde que ocuparon una parte para la escuela de hasta 3 años", explican los docentes. Con el protocolo del Principado para la vuelta a las clases, recuerdan que se vieron obligados a reconvertir aulas y espacios que se destinaban a otros usos, de cara a que se mantuviera la distancia de seguridad.

En este movimiento fue necesario sacar buena cantidad de mobiliario sobrante de las aulas. Ahora, casi tres semanas después de que comenzaran las clases, los muebles siguen apilados en los pasillos. "Se solicitó al Ayuntamiento que viniera a recogerlo, vino un camión y se llevaron algunas cosas, pero quedó la mayoría", abundan los profesores.

Al ver que la mayoría del mobiliario quedó expuesto por los pasillos, "se remitió una solicitud por escrito al Ayuntamiento para que vinieran a llevarse el resto". La respuesta que recibieron, según afirman, fue que "no tienen personal para hacerlo y tampoco espacio donde guardar los muebles".

Los docentes no lo acaban de comprender y piden soluciones: "Urgimos que los retiren ya. Hay colegios como el de Carbayín en el que solo hay cinco alumnos y tiene que haber espacio de sobra".

Los problemas con la vuelta a las clases en el concejo han sido constantes durante las últimas semanas. El principal foco de conflictividad es la falta de espacio en el instituto IES Astures de Lugones. Allí, al no poderse mantener la distancia de seguridad, Educación optó por tirar de semipresencialidad en 3º y 4º de la ESO y 1º de Bachillerato. Un método que no convence a los padres, que ven cómo sus hijos solo tienen "dos o tres sesiones presenciales por semana" y no disponen de clases online, "solo de algunos deberes que se les mandan por una plataforma".

Por ello solicitaron que se les permita usar espacios municipales para poder retomar la presencialidad. El Ayuntamiento de Siero ofrece su "total colaboración" en ese sentido, pero Educación no acaba de pronunciarse al respecto y se limita a defender los motivos que motivaron la opción de la semipresencialidad.

A los problemas de espacio en el Celestino Montoto y el Astures hay que añadir las aulas aisladas en otros centros por positivos en covid-19. Están en esta situación el poleso Hermanos Arregui y en otros dos colegios de Lugones, el Santa Bárbara y El Carbayu.

Otro punto caliente son las escuelas infantiles de la Pola y Lugones. Allí los padres denuncian que la falta de personal pone en riesgo que se rompan los "grupos burbuja" que marca el protocolo y piden que se contrate a más docentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído