La avanzada edad de los descendientes de los mártires de Carbayín (Siero) y la pandemia del covid-19 impidieron su asistencia, ayer, al homenaje póstumo en el 86.º aniversario del asesinato de los 24 hombres del pueblo una vez finalizada la Revolución de Octubre de 1934. Asistieron para depositar unas flores las coordinadoras de IU y PCE en el concejo, Tere Álvarez y María José Prieto, respectivamente, y la concejala del PSOE Ana Rosa Nosti. Una presencia “en recuerdo de la atrocidad que sufrieron las víctimas por la sospecha de haber participado en la Revolución”, dijo Álvarez. Informa S. A.