Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incertidumbre en el relevo de Festejos, sin avances sobre el proceso electoral

El presidente, Jenaro Soto, guarda silencio, y la única candidata, Lucía Noval, pide las cuentas y desconoce si habrá convocatoria

El futuro de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero está completamente en el aire y pone en peligro fiestas tan icónicas como los Güevos Pintos, El Carmín o las Comadres. El proceso de relevo en la directiva del colectivo parece enquistado, con la única candidatura de Lucía Noval,

El todavía presidente anunció hace varios meses su intención de dejar el cargo, sin embargo, el relevo se fue demorando a raíz de la pandemia mundial. Todas las fiestas de este año tuvieron que suspenderse y la subvención municipal para la asociación se suprimió para ahorrar.

En ese momento, Jenaro Soto reveló que las cuentas de Festejos estaban en números rojos y que se planteaba hacer una derrama entre los socios o incluso vender locales. Esta situación preocupa a Lucía Noval y al resto de su candidatura, que desea saber con precisión los movimientos económicos que se han realizado y la cuantía de la deuda.

Así se lo solicitaron al presidente de Festejos el día de la presentación de la candidatura. Sin embargo, Soto se negó a hacerlo de esa manera, enfadándose y amenazando incluso con volver a presentarse o bloquear el proceso de relevo. Por el momento, todo parece parado. Lucía Noval formalizó su candidatura, pero pretende conocer el estado de las finanzas antes de asumir la presidencia, que se comuniquen todos los datos a los socios y se convoque un proceso de elecciones, aunque solo haya un candidato, y no se haga un relevo directo.

Diferencias

A la espera de avances, la incertidumbre sobre el futuro de Festejos y las celebraciones polesas aumenta. Noval no ha recibido noticia alguna sobre cómo se va a proceder y Soto prefiere no pronunciarse aún. Las diferencias entre ambas partes vienen de atrás.

En una anterior convocatoria electoral acabaron en los juzgados después de que el actual presidente anulara la candidatura de la joven por una formalidad. En esta ocasión, la posibilidad de que el cambio de mando acabe en los tribunales vuelve a estar presente.

La influencia del retraso en el relevo al frente del colectivo puede tener mayor o menor repercusión en función de cómo evolucione la pandemia. En caso de que las cosas mejoren y se pudieran celebrar eventos el próximo año, la demora y el estado de las cuentas de Festejos podría dejar muy lastradas o incluso a forzar la cancelación de las actividades, ya no por motivos sanitarios, como en 2020. Un escenario que parece complicado, ya que la segunda ola de contagios es más complicada que la primera y no está claro cuando será posible volver a celebrar fiestas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats