Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenan al Sespa por derramar fármaco de quimioterapia sobre la mano de una sierense

El TSJA aprecia negligencia y demora en el caso de una vecina de Tiroco que se trataba de cáncer de mama y a la que compensa con 26.000 euros

Área de urgencias del HUCA

Área de urgencias del HUCA

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) tendrá que indemnizar a una vecina de Tiroco (Siero), de 53 años, por haberle sido derramado en la mano el fármaco de la quimioterapia que le estaban administrando en el HUCA. La afectada estaba terminando el tratamiento para el cáncer de

Los hechos se remontan al año 2015. En el mes de octubre, la mujer es intervenida de su tumor y en noviembre, ya realizando el tratamiento con quimioterapia, le es derramado líquido de la quimio sobre su mano derecha. Sin embargo, no existe registro médico alguno de los daños causados hasta julio de 2016. Entonces, en el informe de una revisión se constata la importante afectación, especialmente en la zona de la muñeca.

A partir de ahí, los médicos de rehabilitación observan necrosis grasa y limitación funcional. Se opta por practicarle una cirugía plástica que tampoco tiene resultado, dejándole parte importante de los dedos de la mano sin movilidad y retracción de la piel. Finalmente, en 2018, aunque se constata la “escasa mejoría”, se le da el alta por esta lesión.

A partir de ahí comienza la batalla judicial para tratar de obtener una compensación por los daños. Inicialmente, la afectada solicita una indemnización de algo más de 40.000 euros. “Pusimos una reclamación administrativa previa y, como no contestaban, se entendió como desestimada por silencio administrativo y optamos por acudir al contencioso a reclamar la negligencia”, relata Rozas.

La aseguradora del Sespa “intentó defender que el caso había prescrito”, algo que no acabaron entendiendo así ni el Consejo Consultivo ni el TSJA. Entre tanto, a la vecina de Tiroco se le ofreció un acuerdo económico: “Nos daban 15.000 euros, pero decidimos seguir adelante”.

El tribunal ha entendido que existió una mala praxis y que los informes sobre lo sucedido, que eran preceptivos, se han demorado más de lo adecuado. Por ello, estiman parcialmente la demanda de la sierense y reconocen su derecho a recibir 26.293 euros. Algo menos de los 41.449 que solicitaba inicialmente en la reclamación administrativa que no recibió respuesta por parte del Sespa. Además, la aseguradora del servicio de salud tendrá que abonar las costas del proceso judicial, hasta un máximo de 600 euros.

Contra la resolución cabe interponer un recurso de casación, como última opción. El plazo para que los condenados puedan hacer uso de esta posibilidad es de 30 días. En caso de optar por esta vía, el proceso pasaría al Tribunal Supremo. Si finalmente no se interpone el recurso, la odisea de la vecina de Tiroco habrá acabado y, después del mal trago de la enfermedad oncológica y de convivir con las secuelas del derrame, obtendrá una compensación económica pasado ya un lustro del incidente.

Los hechos

Una vecina de 53 años de Tiroco (Siero) sufrió daños en una mano al serle vertido fármaco de la quimioterapia sobre la mano cuando la trataban de un cáncer de mama en el HUCA.

El proceso

Pese a sufrir los daños en 2015, ningún informe médico los reconoce hasta 2016. Ni la rehabilitación ni una opera­ción dan resultado para recu­perar movilidad en la mano y, en 2018, presenta un recurso contencioso reclamando 41.449 euros.

Sentencia

El TSJA estima parcialmente la reclamación de la afectada y condena al SESPA_a pagar 26.293 euros y las costas judiciales, enten­diendo que existió mala praxis y negligencia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats