DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabranes protesta por la falta de médico hasta que el titular regrese de vacaciones

Los vecinos se concentraron ayer en Santa Eulalia en señal de rechazo por la situación del consultorio

Los vecinos, durante la concentración de protesta que tuvo lugar ayer en Santa Eulalia. | R. A. I.

Los vecinos, durante la concentración de protesta que tuvo lugar ayer en Santa Eulalia. | R. A. I.

En Cabranes están indignados por el cierre del consultorio médico del concejo, que atiende a algo más de mil personas, por la ausencia del facultativo. Según indican, al doctor titular le tocaba disfrutar las vacaciones, “pidió un sustituto y le dijeron que no era posible”. Aunque solicitó seguir trabajando, “sin cobrar y perdiendo su derecho a tomarse unos días, tampoco se lo permitieron”, dicen los afectados. Por ello, el municipio lleva desde el día 8 de noviembre sin servicio. Para protestar, 150 vecinos se concentraron ayer frente al centro sanitario de Santa Eulalia.

Entre los que acudieron a la manifestación se encontraba William Lloris, que actuó como portavoz de los vecinos. Explica que todo comenzó cuando se acercaban las vacaciones del médico que atiende habitualmente el ambulatorio. “Le dijeron que no era posible mandarle un sustituto y que tampoco podía renunciar a las vacaciones y al sueldo para quedarse”, relata.

Ya con el consultorio cerrado, la alternativa que les queda a los cabraneses es “llamar para intentar pedir cita y que nos atiendan en Nava”. Sin embargo, esa fórmula no ha funcionado en casos graves y de urgencia.

Lloris cuenta que, en la jornada del sábado, “una señora empezó a encontrarse fatal, para morir”. Dado que no tenía opciones de ser atendida en Cabranes, “llamó al centro de salud de Nava, pero le dijeron que no había forma de verla en el día”. Finalmente, “tuvo que acudir al HUCA”. A la vista de la situación y el perjuicio que está provocando el cierre del consultorio, los vecinos se decidieron a manifestarse solicitando que se sustituya al médico durante su tiempo de vacaciones. “Si no peleamos esto ahora, acabarán dejándonos sin nada”, señalan.

Sus quejas, hasta el momento, no han acabado de dar resultado. Lloris asegura que “solo un día, el pasado martes, mandaron otro facultativo que se fue esa misma jornada”. Tampoco han fructificado los intentos de reemplazo a través de conversaciones con el Ayuntamiento: “Sé que hubo vecinos que lo hablaron, pero desde entonces solo ha habido doctor un día”.

Los problemas con los centros de salud periféricos, ambulatorios y consultorios se han repetido a lo largo de toda la geografía asturiana. Vecinos de la mayor parte de concejos de la zona centro han reiterado sus quejas por la tardanza en la atención, la falta de citas o los diagnósticos telefónicos que no resuelven los problemas.

En Cabranes, la ausencia de doctor ha llevado al cierre total del consultorio, lo que deja a una población de más de un millar de personas sin opción de atención médica en la localidad. El problema se subsanará cuando el facultativo vuelva de su descanso, pero preocupa que la situación siga repitiéndose periódicamente.

Compartir el artículo

stats