Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantación de 280.000 pinos garantiza la reserva maderera de Nava para 30 años

El concejo invierte 175.000 euros en repoblar 28 hectáreas en El Enguilu y El Mosquil | La venta de la producción se dedica a obras vecinales

Juan Cañal, Jairo Palacios, Tomás González e Isabel Calleja, en la zona de El Mosquil, en Nava. | P. Fernández

Juan Cañal, Jairo Palacios, Tomás González e Isabel Calleja, en la zona de El Mosquil, en Nava. | P. Fernández

El Ayuntamiento de Nava plantará, previsiblemente esta primavera, alrededor de 280.000 pinos pinaster en El Enguilu y El Mosquil. Estas zonas, descuidadas y tomadas por la maleza, se transformarán en áreas forestales y garantizarán la reserva maderera del concejo a largo plazo. Al plantar tal cantidad de pinos, el aprovechamiento que se puede obtener para el futuro –dentro de 20 o 30 años– supondrá un colchón dinerario para las arcas municipales. No en vano, la venta de la madera supone para muchos concejos una fuente importante de ingresos con la que poder afrontar obras en beneficio de los vecinos.

La inversión prevista para repoblar estas zonas es de 175.000 euros, que Nava logró a través de una subvención de la consejería de Medio Rural. Ahora, los técnicos municipales están trabajando sobre el plan para llevar a cabo la actuación y la previsión es que se pueda sacar a licitación el contrato a principios de año para poder empezar a plantar entre finales de la primavera y principios de verano. No obstante, antes de septiembre tiene que concluir con la actuación.

El alcalde, Juan Cañal, ensalzó el valor de este proyecto. “El tratamiento de los bosques es esencial en Nava y así lo venimos haciendo en los últimos años. Tenemos un plan de ordenación forestal y por ello recibimos la subvención, que va destinada a la reforestación y al mantenimiento de otras zonas y de ocho kilómetros de pistas, y a la creación de una nueva de un kilómetro”, explicó. Tomás González, técnico municipal de Nava, incidió en que el plan forestal supone disponer de pautas concretas por los empleados municipales para sacar el mayor provecho a estas zonas de plantaciones.

Compartir el artículo

stats