“No aceptaremos el cargo de esa forma, ya que no sigue los cauces legales”. La candidata a la presidencia de la Sociedad de Festejos de la Pola, Lucía Noval, rechaza de forma tajante la opción que plantea el actual dirigente del colectivo, Jenaro Soto, que, tras renunciar a continuar, pretende un relevo directo, sin votación ni asamblea.

El equipo de Lucía Noval lo tiene claro: “No estamos conformes con la decisión de Jenaro y de la junta. Nuestra propuesta es que la asamblea se organice por vía telemática. Si no dispone de recursos necesarios, nosotros sí disponemos de ellos y se los ofrecemos. La junta, uno o varios representantes de los socios y un notario. Y ahí que se trate la actual situación económica, el estado de las cuentas, las deudas, etc. No puede eludir así el procedimiento y las votaciones”. Y, de fondo, el enfrentamiento entre ambas facciones, que viene ya de lejos. “Lo que me fascina es que me entere de algo tan importante por los medios”, se queja Noval.

La situación económica del colectivo es la principal preocupación de la candidatura aspirante, que quiere tener todo claro antes de hacerse con las riendas. Quiere comprobar todas las facturas y deudas, y que Soto se las exponga a los socios. Estas peticiones no gustan al actual presidente, quien dijo el día de la presentación de su candidatura que lo adeudado eran “unos cuarenta y pico mil euros”.

Meses atrás, Soto reveló que la situación económica del colectivo era muy mala. Sin apenas liquidez y teniendo que asumir pagos, además de no contar con la subvención municipal y no poder recibir ingresos derivados de las fiestas.