Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Navidad llama en Villaviciosa

La plaza de abastos maliayesa acoge por primera vez un belén, para alegría de los comerciantes: “Es muy guapu, gusta a niños y mayores”

Pablo y Carlos Milla Granda observan el belén de la plaza de abastos de Villaviciosa. | Vicente Alonso

Pablo y Carlos Milla Granda observan el belén de la plaza de abastos de Villaviciosa. | Vicente Alonso

Estas Navidades serán muy diferentes a causa de la pandemia del coronavirus, y aunque Villaviciosa tendrá iluminación navideña, este año no podrá contar con la Ruta de los Belenes, una iniciativa que había encontrado su hueco entre los atractivos asturianos de las fiestas, con visitas de otros puntos de la región. Pero en la plaza de abastos maliayesa ya se puede ver instalado un belén artesano y muy particular que durante los últimos 30 años se expuso en el casco antiguo, en el comercio de moda infantil de Carmen González, recientemente cerrado por jubilación.

“Es un belén muy guapu, y nos gustaba que esta Navidad estuviera expuesto aquí porque nunca habíamos tenido un belén en la plaza, y este gusta mucho a los niños, pero también a los mayores”, explican los comerciantes, que animaron a su dueña a que se lo cediera para exponerlo todas las Navidades en la plaza del mercado villaviciosino.

Detalle del nacimiento villaviciosino. | Vicente Alonso

Más de 200 figuras

Se trata de un belén artístico que ocupa casi 8 metros cuadrados y cuenta con más de 200 figuras, donde se representan las clásicas escenas de la cueva del nacimiento de Jesús, la Anunciación de la Virgen, los Reyes Magos o los pastores camino del portal para adorar al Niño.

Muy llamativas resultan las recreaciones, con luz, sonido y movimiento, de figuras de oficios tradicionales como el carpintero o el herrero, y destacan los accesorios como los molinos de viento, la fuente, un gran lago, la cascada y el río, por donde corre agua natural. Además, no faltan decenas de figuras con toda clase de representaciones rurales que podrían ser propias de un pueblo asturiano de antaño, con los clásicos personajes, las casas, el huerto, los animales y hasta facinas. Y se añade un mercadillo clásico con frutas, panadería y quesería. En definitiva, un belén que sorprende por su realismo y que se puede admirar en la plaza de abastos maliayesa hasta el próximo enero.

Los comerciantes se muestran muy agradecidos a Carmen González por la cesión del belén, así como al Ayuntamiento de Villaviciosa por cederles el espacio para monta su exposición. El nacimiento se puede visitar manteniendo las actuales medidas de seguridad y los protocolos de prevención por el covid-19.

Compartir el artículo

stats