Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura encarga el proyecto para la iglesia de San Pedro de Arroxo (Quirós)

Los vecinos lamentan la tardanza en acometer la restauración del edificio, afectado por grietas en los muros desde hace años

Exterior de la iglesia de  San Pedro de Arroxo. | R. F. O.

Exterior de la iglesia de San Pedro de Arroxo. | R. F. O.

La consejería de Cultura ha encargado la elaboración de un proyecto para solucionar los problemas de la iglesia románica de San Pedro de Arroxo (Quirós). El templo lleva tres años cerrado debido a las grietas aparecidas en los muros y a desprendimientos de carga.

Cadesa es la empresa designada por el Principado para presentar un proyecto, este mes, que analice los problemas en la estructura que presenta el edificio. La inconsistencia del terreno sobre el que se construyó y la antigüedad (siglo XII), provocaron grietas en varios de los muros y la consiguiente caída de revoque y pequeñas piedras.

La Unidad Parroquial de Quirós hacía un seguimiento exhaustivo de dichos problemas y lo comunicó a la consejería de Cultura en la primavera de 2017. En mayo de ese año, para evitar males mayores, se decidió suspender el culto en el templo y desde entonces la iglesia permanece cerrada.

Marcos García, arquitecto de la empresa que va elaborar el proyecto, estima, tras realizar una primera visita, que “se intervendrá en el exterior, habrá que reforzar algún contrafuerte y otras actuaciones puntuales en los muros”. Con el conjunto de medidas sobre ek edificio, se intentará evitar más desplazamientos.

En lo que respecta a la inclinación del ábside, el técnico de la empresa responsable cree que posiblemente haya estado así desde su construcción. “Los cimientos son débiles y, según se iba construyendo, iba cediendo, por lo que fueron colocando las piedras con la inclinación que precisaban”, dice.

Actualmente, el ábside sigue inclinado, pero no presenta fisuras ni grietas en los muros, tal y como señalan los técnicos. El proyecto a elaborar será estudiado y discutido con los técnicos de la consejería de Cultura y servirá de base para la tan esperada actuación sobre el templo románico de Arroxo.

Los quirosanos están indignados con la tardanza en la realización de estas obras, tras casi tres años de espera. El edificio está declarado monumento nacional, el único del municipio, y se está tramitando, hace ya dos años, la declaración con Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Administración autonómica.

San Pedro es la joya de la arquitectura quirosana. El antiguo templo era el espejo de la historia de la sociedad quirosana, el símbolo del poder de la Mitra ovetense y de sus delegados o comenderos en la Edad Media.

Además presenta elementos artísticos y arquitectónicos muy destacados, que merecen la declaración como Bien de Interés Cultural, tal y como entienden no solo vecinos sino expertos.

Este monumento nacional, una referencia del patrimonio quirosano, puede inscribirse en el estilo románico que se extendió en la segunda mitad del siglo XII. Las características arquitectónicas son las de nave única, tramo recto, ábside semicircular y nao dividida en cuatro tramos.

Compartir el artículo

stats