Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece a los 82 años el hostelero Juan Manuel Llaca, del hotel Piedra de Perlora

Carreño llora la pérdida de un hombre querido y respetado tras décadas al frente del negocio

La parroquia de Perlora llora la pérdida de Juan Manuel Llaca Álvarez, dueño del hotel y restaurante Piedra. El hostelero falleció a los 82 tras tres semanas ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde llegó tras permanecer ingresado dos días en el Hospital de Jove a causa del covid-19.

Su hija, Laura Llaca Muñiz, muy afectada, se refería ayer al gran vacío que deja en su familia y entre todos los que le conocían y apreciaban. Su padre era muy conocido para los vecinos de Perlora y también para los de Candás y otros puntos de Carreño. No en vano, su trayectoria en la hostelería se remonta a hace más de medio siglo. Antes de abrir lo que hoy en día es el hotel Piedra, regentó un negocio a la vera de la bahía de Perán junto a su mujer, Mari Luz Muñiz Álvarez. En 1972, el matrimonio se propuso abrir el hotel, unos metros más arriba, muy cerca de la entrada principal a la Ciudad de Vacaciones de Perlora, con capacidad para 12 habitaciones. Con los años, el negocio hotelero fue creciendo. Pasó a tener 45 habitaciones y luego 80, además de varias cabañas repartidas en el exterior.

Por el hotel Piedra pasaron muchas generaciones de carreñenses. Y es que sus amplios salones fueron testigo de multitud de banquetes de todo tipo, así como de comidas y cenas de empresa y reuniones de peñas deportivas. En los últimos años, el complejo también acogía cumpleaños infantiles en un cenador exterior. Juan Manuel Llaca, desde la discreción que le caracterizaba, velaba porque todo saliera a pedir de boca. Ahora, su hija Laura lleva las riendas.

Compartir el artículo

stats