Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño desbloquea al fin su planeamiento urbanístico tras dos décadas de trámites

El Pleno da luz verde, con los votos de PSOE y PP, a la exposición pública de las modificaciones en Perlora y Carrió, claves para consolidar el documento

Amelia Fernández. | LNE

Amelia Fernández. | LNE

El pleno del Ayuntamiento de Carreño aprobó ayer, con los votos de los concejales del PSOE y del PP, el trámite de exposición pública durante dos meses de los planes urbanísticos para las localidades de Perlora y de Carrió. Que la iniciativa recibiera luz verde –pese a los votos en contra de Somos e IU–es un enorme paso adelante, pues supone desbloquear una situación que venía ralentizando el desarrollo del planeamiento general del municipio, que empezó a diseñarse nada menos que hace casi dos décadas.

La historia del documento del plan general carreñense se ha escrito con mucha polémica y soluciones tardías. En 2001, el Ayuntamiento inició los trámites para la revisión del planeamiento entonces vigente, unas normas subsidiarias de 1993 que ya entonces se habían quedado obsoletas. Por diversas causas, la iniciativa ya se vio afectada por varios retrasos: tantos, que no fue hasta el 14 de diciembre de 2011 cuando Carreño aprobó el documento.

Sin embargo, este no fue el final del camino, pues el planeamiento acabó en los tribunales y el 28 de septiembre de 2015 una sentencia parecía dejar en el aire su validez. Posteriormente, un informe elaborado por el secretario municipal concluyó que el documento estaba en vigor, excepto en Carrió y en Perlora, por defectos de forma que obligaban a un periodo de exposición pública de las modificaciones previstas en estas áreas.

A la vista de la opinión técnica municipal, el Ayuntamiento requirió una segunda opinión, en esta ocasión al Consejo Consultivo, que dictaminó en el mismo sentido. Es decir, que era necesario el trámite de la exposición pública por un periodo de dos meses.

Consultas técnicas

En concreto, el dictamen del Consultivo señala lo siguiente: “Dada la obligación de aprobar un planeamiento general pleno y coherente, debe someterse al pleno del Ayuntamiento de Carreño una determinada ordenación para los espacios de Perlora y Carrió a fin de practicar el pertinente trámite de información pública, a cuya vista debe el pleno resolver en definitiva en ejercicio de la discrecionalidad que le asiste”.

Tal y como explicó ayer la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, una vez obtenida opinión técnica cualificada tanto por parte de la secretaría municipal como por el Consultivo, “el primer paso para desbloquear este asunto era la aprobación, este mes por parte del pleno, del inicio de la tramitación del plan general de ordenación urbana para las unidades de actuación de Perlora y la zona de Carrió, que siguen rigiéndose por las normas subsidiarias”, de hace bastantes años.

Una vez celebrada la sesión plenaria que da luz verde a la nueva fase de exposición pública, se reinicia un proceso necesario para asentar la validez del conjunto del documento. Llevando a cabo el trámite de los dos meses de publicidad y recepción de alegaciones a los planes para las localidades de Perlora y Carrió, la parte del texto que afecta a estas áreas deberá volver a pasar por el pleno.

“Lo que se inicia ahora es el trámite para aprobar el planeamiento en esas zonas. Y consiste en exposición pública para alegaciones, luego deberá ir a la aprobación por el Pleno la ordenación de esos ámbitos y se remitirá a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio(CUOTA) para aprobación definitiva”, explicó la alcaldesa.

Una vez superado todo ese recorrido, esa parte del planeamiento se integrará con el resto del documento, que debera ser enviado de nuevo tras su paso por el pleno municipal a la CUOTA para su aprobació definitiva.

Compartir el artículo

stats