DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva directiva de Festejos, preocupada por la deuda y el futuro de la entidad polesa

El colectivo, al frente del que ya está Lucía Noval, pide datos a proveedores con pagos pendientes para saber el estado real de las finanzas

Lucía Noval y Jenaro Soto, en la sede de la Sociedad de Festejos de la Pola, el día de la presentación de la candidatura de la primera a presidir la entidad. | A. I.

Lucía Noval y Jenaro Soto, en la sede de la Sociedad de Festejos de la Pola, el día de la presentación de la candidatura de la primera a presidir la entidad. | A. I.

La nueva directiva de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero hace un llamamiento a los que han venido siendo proveedores del colectivo para que les hagan llegar las facturas pendientes de pago. Esta es la primera decisión del nuevo grupo al frente de la entidad, a cuya cabeza está Lucía Noval, que pretende conocer con precisión la deuda a la que se enfrentan. De fondo, la convicción de que los números no están ajustados, obligando a una exploración a mayores para saber los recursos con los que pueden contar para organizar fiestas tan emblemáticas como El Carmín, Comadres o Güevos Pintos.

Una vez ya se ha constituido oficialmente la nueva directiva, con Lucía Noval al frente, el siguiente paso ha sido iniciar una auditoría del estado de las finanzas. Explican los nuevos responsables del colectivo que el anterior presidente, Jenaro Soto, reconoció una deuda algo superior a los 40.000 euros, que quieren comprobar y fiscalizar.

Por ello ruegan a los proveedores que remitan los extractos bancarios de la cuenta abierta con el colectivo, indicando todos los movimientos entre comienzos de 2019 y diciembre de 2020. Se trata de poder comprobar cuál es el saldo actual con Festejos y los cargos descontados en los últimos dos años.

La pretensión de la nueva directiva es que estos datos puedan aportárseles antes del día 15 de este mes de enero. Piden que se incluya también información sobre cualquier otro pasivo, contingencia, contratos en negociación y operaciones pendientes que pudieran afectar a la gestión.

De esta forma se podrá proceder a una auditoría interna, informando posteriormente a los socios de la situación en una asamblea general. Además, existe la intención de hacer un inventario del “valioso” patrimonio cultural e histórico hallado en la sede de la agrupación, “que se encuentra en precario estado de conservación”. Los pasos siguientes son actualizar el inventario de socios, haciendo una campaña de captación, acondicionar la sede y el patrimonio y proceder a archivar toda la documentación existente.

Esto dará una idea clara al colectivo del futuro que le espera. Es decir, de en qué condiciones podrán desarrollarse en los próximos años los eventos que organiza. Entre ellos, El Carmín, la fiesta de Comadres o la de Güevos Pintos.

El relevo en la directiva ha sido muy complicado, pasando incluso por los juzgados, después de no validar Jenaro Soto la candidatura de Noval en una anterior ocasión.

Esta vez, el traspaso de poderes no ha estado exento de polémica y lo que se descubra en las facturas pendientes puede implicar una nueva visita a los tribunales en caso de fuera necesario.

Compartir el artículo

stats