Crece –y muy considerablemente– el número de vecinos de Siero usuarios de los servicios de atención a domicilio y de teleasistencia para personas dependientes. Así lo reflejan los datos del Ayuntamiento sobre el balance relativo a 2020, que muestran un incremento del 30 por ciento en la cifra de dependientes que cuentan con la teleasistencia y superior al 14 por ciento en los beneficiarios de la atención a domicilio. Mientras, los receptores del Servicio de Atención a Domicilio (SAD) ordinario se redujeron casi un 12 por ciento.

La concejala de Políticas Sociales y Atención a las Personas e Infancia, Natividad Álvarez, ofreció ayer una rueda de prensa para analizar estos y otros datos. En total, en los servicios de atención domiciliaria se atendieron a 424 usuarios durante el pasado año. De estos, 210 fueron del servicio ordinario. El coste total del servicio fue de 1.061.383 euros frente a los 1,2 millones que supuso en 2019.

Comparado con el año anterior, se produjo una disminución cercana al 12 por ciento en materia del servicio de atención a domicilio ordinario. A juicio de la edil, el descenso se justifica porque los usuarios pasaron a serlo del de dependencia. La edil valoró asimismo que “se produjo una disminución general de la demanda de ayuda a domicilio, casi con total certeza debido a la epidemia del coronavirus”.

Sobre el perfil de los beneficiarios, los datos de la memoria permiten concluir que el perfil del usuario del servicio de ayuda a domicilio ordinario es el de una mujer de entre 85 y 94 años, viuda, que vive sola y tiene una distribución de cuatro horas a la semana repartidas en dos días.

Mientras, el perfil del usuario del servicio de dependencia es una mujer de entre 85 y 94 años, casada, en distintas situaciones de convivencia, y tiene una distribución de cuatro horas a la semana repartidas en dos días.

En cuanto a la teleasistencia, en el año 2020, el servicio se prestó a un total de 207 personas repartidas en 199 domicilios diferentes, haciendo también la distinción entre el servicio ordinario y el de dependencia. El coste total del servicio fue de 26.283,2 euros.

Comparado con el año 2019, “cabe destacar que se produjo un descenso del 12,9 por ciento de usuarios del servicio ordinario, justificado en parte por el aumento del servicio de dependencia”. “A diferencia de lo que ocurrió con el servicio de ayuda a domicilio, no hay una diferencia significativa en relación al año anterior por motivo de covid, puesto que no influye la problemática de pandemia”, concluyó la edil.

El balance

  • Más dependencia. Los datos del Servicio de Atención a Domicilio (SAD) y Teleasistencia del Ayuntamiento de Siero reflejan un incremento en el número de usuarios importante durante 2020. En concreto, recibieron atención a domicilio un 14 por ciento más de personas, mientras que la asistencia a distancia tuvo un 30 por ciento más de receptores entre personas con dependencia que en 2019.
  • Menos usuarios ordinarios. Mientras la atención a personas con dependencia sube, el número de usuarios sin problemas de este tipo va a la baja. En lo referente al servicio de ayuda a domicilio, el número de usuarios se redujo un 11,76 por ciento. En el caso de la teleasistencia, el descenso alcanza el 12,9 por ciento respecto a 2019.
  • Descenso de costes. El coste del servicio se redujo en 2020 en unos 200.000 euros. Según los datos municipales, el año pasado se pagaron 1,06 millones por el servicio de ayuda a domicilio, mientras que el anterior hubo que emplear 1,2.
  • Influencia del covid. La edil del área relaciona el descenso en las peticiones de ayuda a domicilio con el efecto de la pandemia, ya que se redujo el número de solicitantes.