Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vertederos ilegales, un grave problema para Siero: "Retiramos más de dos toneladas de basura al mes"

La empresa encargada del servicio notó un incremento de residuos y enseres abandonados en puntos irregulares: “Se sacó todo de casa”

Restos de colchones, mobiliario y cristales en Meres. | A. I.

Restos de colchones, mobiliario y cristales en Meres. | A. I. A. I.

El problema del concejo de Siero con los vertederos ilegales de basura y enseres de toda clase comienza a ser preocupante. “Recogemos más de dos toneladas de residuos al mes”, afirman responsables de la empresa encargada del servicio, Urbaser, con la que LA NUEVA ESPAÑA recorrió ayer algunos de los puntos donde de manera más recurrente se tiran de manera irregular desechos, muebles y residuos de todo tipo.

Partiendo de Lugones, junto al tanatorio Puente Nora, hay algunos puntos conflictivos. Los depósitos irregulares se encuentran en varios casos en las proximidades de cubos de basura para la recogida ordinaria. Pero la mayoría de los grandes vertederos “se ven lejos de las casas, en sitios donde tampoco hay contenedores cerca”.

Vertedero ilegal en el paseo fluvial de Lugones, en Siero. | A. I.

Hay un servicio para la retirada de enseres domésticos o mobiliario que cubre la totalidad del territorio del municipio. Pero son pocos los que llaman, avisando a la compañía. Y el problema llega cuando se producen acumulaciones en puntos dispersos. Por ejemplo, los existentes en los polígonos de Granda, Tiñana o Meres y en el propio núcleo urbano de Lugones.

Allí, junto a la llamada ruta del colesterol, cajas, plásticos, colchones y partes de sofás flotaban en un lago, de color verdoso, a la orilla del paseo, llamando la atención de los transeúntes. “Este, como otro que había en Viella junto al monasterio, tenemos que recogerlo con gran frecuencia, casi todas las semanas”, indican desde la compañía responsable del servicio.

Colchones, enseres y restos de material de construcción, en una zona industrial del municipio. | A. I.

Esta empresa lleva más de dos décadas recogiendo los enseres y basura de vertederos ilegales del concejo y, advierte que, “el problema no ha disminuido a pesar del paso del tiempo”. Incluso “se incrementó durante el confinamiento”.

“Ahora se nota que la gente lo sacó todo cuando estaba en casa”, dicen responsables de la compañía, en referencia a que, durante los encierros domiciliarios por el covid, dio tiempo a organizar y desechar lo inservible.

Compartir el artículo

stats