Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño exige al Adif una intervención para evitar más daños en Santarúa

El Ayuntamiento urge una obra que acabe con “las cascadas de agua” por la mala canalización en la zona de la vía férrea

Una de las zonas afectadas por las "cascadas" de agua, en el área de las vías, en una imagen de archivo.

Una de las zonas afectadas por las "cascadas" de agua, en el área de las vías, en una imagen de archivo. Lne

El Ayuntamiento de Carreño ha urgido al Administrador de Infraestructuras ferroviarias (Adif) la reparación de los desperfectos que presentan las vías entre Santarúa y Xivares. Así se lo transmitieron ayer los responsables municipales a los de la entidad, tras forzar una visita de estos a la zona, con la presencia de personal del Consistorio y de los vecinos afectados por una situación que también provoca daños sobre algunas áreas habitadas, sobre las que cae agua por efecto del mal estado de la infraestructura ferroviaria.

Debido a las fuertes lluvias de las últimas semanas, en la zona se registraron durante varios días enormes cascadas de agua que provienen de manantiales que hay en la ladera colindante. El Ayuntamiento de Carreño, a principios del pasado mes de diciembre, elaboró un informe sobre la situación de las vías del tren, en el que revelaba, entre otros problemas, la falta de canalización de las aguas pluviales en la zona que atraviesa la infraestructura ferroviaria.

Este documento fue remitido a Adif para que tomase cartas en el asunto, pero de momento no se han realizado actuaciones en la zona. Las peticiones de los vecinos, respaldadas por el Consistorio, se centran en mejorar las canalizaciones de las aguas pluviales. “A petición nuestra han venido hasta aquí. Hemos intercedido en todo momento por los afectados. Lo que podemos reclamar son los daños a bienes y dominio público a los que hemos tenido que hacer frente y poner a disposición de los vecinos nuestro servicio jurídico”, indicó ayer la alcaldesa, la socialista Amelia Fernández.

El encuentro de ayer sirvió para que representantes de Adif, personal técnico municipal y vecinos pudieran plantear y conocer todos los problemas sobre el terreno. Entre los aspectos que el gobierno local considera que debería asumir Adif, se incluyen los daños en la urbanización “Playa de Xivares” y los problemas existentes en la calle Carlos Albo, de Candás, donde un edificio está “en situación de peligro”. Además, el informe realizado en su día por el Ayuntamiento incluye como daños las inundaciones en la zona de Santarúa.

Los problemas vienen de diez años atrás, cuando Adif construyó un muro en la zona para proteger el firme sobre el que discurre la vía férrea. Lo hizo tras registrarse un desprendimiento que dejó la zona desprotegida, con las vías al aire. Sin embargo, las canalizaciones no se pusieron entonces adecuadamente al día y las tuberías no dan ahora abasto para abarcar la enorme cantidad de agua que llega a la zona cuando llueve.

Abono de costes

Los vecinos están desesperados y esperan que el problema se resuelva pronto. Sus conversaciones con la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, han desembocado en la exigencia continuada de responsabilidades hacia Adif. Sin embargo, pasados dos meses desde que el agua brotase en la zona como una cascada, la entidad aún no ha hecho ninguna mejora.

La alcaldesa, que no pudo estar presente en el encuentro de ayer, incidió no obstante en que la opción que tienen los vecinos y el Ayuntamiento es reivindicar que se les abone el coste de las actuaciones que tuvieron que hacer en relación a daño de vías y bienes de titularidad pública. Sobre las quejas vecinales, asegura que siempre han defendido sus intereses, llegando a forzar el encuentro de ayer y urgiendo una intervención. Asimismo, ponen a su disposición el servicio jurídico del Ayuntamiento, para que puedan reclamar daños.

Compartir el artículo

stats