DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ladrones “encañonaron y arrinconaron” a la empleada de la farmacia de Colloto (Siero)

“Está aún nerviosa”, lamenta la dueña, Lucía Noval, del atraco que investiga la Policía

Lucía Noval, propietaria de la farmacia atracada este viernes en Colloto, en el establecimiento.

Lucía Noval, propietaria de la farmacia atracada este viernes en Colloto, en el establecimiento.

Con el susto en el cuerpo, pero la satisfacción de que no pasó nada. Así están en la farmacia de Lucía Noval en Colloto (Oviedo) después del atraco a mano armada sufrido en la tarde del pasado viernes, en el que se llevaron unos mil euros. “No pasó nada, al final es dinero... Pero la empleada farmacéutica que estaba en ese momento está aún nerviosa. Estuvo arrinconada en el suelo en una esquina todo el tiempo mientras la encañonaban”, comenta Noval.

Los cacos, dos hombres de alta estatura y con acento hispanoamericano, llevaban el rostro tapado con una capucha y con mascarilla, irrumpieron en la farmacia a última hora, en torno a las 19.35 horas. “Aparcaron el coche y al entrar ya la apuntaron y la amenazaron de que no se moviese. Uno entró dentro y cogió el dinero, y luego también se llevaron lo que había en la caja”, detalla. Además, cuando se iban con el dinero, arramblaron con un neceser con productos de cosmética. “Eso de paso”, remarca la farmacéutica.

El atraco a punta de pistola está siendo investigado por la Policía Científica de la Policía Nacional, que inspeccionó el establecimiento para localizar huellas que puedan llevar a la identificación de los atracadores. Las fuerzas de seguridad han establecido un dispositivo para dar con los atracadores. De hecho, ayer estuvieron tomando declaración a los testigos para poder tener más detalles que ayuden a resolver el caso.

Las farmacéuticas de Colloto están aún afectadas por el suceso, pero con energías renovadas para seguir al frente del negocio. “Esperemos que no vuelvan por aquí y que se resuelva la investigación”, concluye Noval.

Compartir el artículo

stats