El Pleno del Ayuntamiento de Pravia dio cuenta ayer del decreto de Alcaldía sobre la liquidación presupuestaria de 2020, en la que se cumplieron todos los parámetros legales, y que arroja un saldo en el remanente de tesorería de 844.000 euros. La intención del equipo de gobierno es emplear una parte importante de este montante en inversiones diversas. Unos planes que avanzarán en las próximas semanas, cuando cierren el proyecto de presupuesto municipal de 2021.

En cuanto al hecho de que ahora se permita el uso del remanente municipal, el alcalde, David Álvarez, indicó que la “puesta en circulación” de esta suma hará posible “preparar el municipio para el futuro y también desarrollar proyectos pendientes que resultan fundamentales para el día a día de los vecinos”. Por otro lado, la liquidación presupuestaria reflejó un descenso en el nivel de endeudamiento municipal del ocho por ciento.