Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sipla reclama a Trabanco resolver el conflicto con la Policía Local “en privado”

“La actitud es conciliadora y pondremos medios para mejorar el servicio, pero que trascienda da mala imagen de Grado”, dice el delegado sindical

Dependencias de la Policía local de Grado, en el edificio de la estación de autobuses

Dependencias de la Policía local de Grado, en el edificio de la estación de autobuses

El delegado del Sindicato Independiente de Policías Locales de Asturias (Sipla) en Grado, Carlos Cadierno, consideró ayer que el conflicto que una parte de los agentes mantiene con el equipo de gobierno debería solucionarse a puerta cerrada, en privado, “en reuniones de trabajo como debe ser”. Cadierno opina además que el hecho de que la crisis en las relaciones entre algunos efectivos y el Ayuntamiento esté trascendiendo en los medios de comunicación está generando mala imagen del cuerpo entre la ciudadanía.

“Nos acusa de judicializar el servicio policial pero él está constantemente llevando el tema a la prensa, cuando se debería solucionar en reuniones de trabajo como debe ser”, explica Cadierno que, no obstante, entiende que la trascendencia pública del enfrentamiento también perjudica al Ayuntamiento.

El alcalde, José Luis Trabanco, aseguró hace unas semanas que parte de los agentes no solo no colaboraban con el Ayuntamiento a la hora de organizar el servicio, sino que ponían “zancadillas”. Los problemas vienen derivados de la falta de personal suficiente, lo que ha derivado en una reducción del horario del servicio. El regidor considera “surrealista” que algunos efectivos se nieguen a realizar tareas como la apertura o el cierre del cementerio de la villa o que haya que negociar para unas horas extra ante casos de necesidades especiales, como fue el refuerzo para la Cabalgata de Reyes de 2020. Por su parte, los policías sostienen que el equipo de gobierno debe dotar adecuadamente la plantilla para evitar conflictos y le afean la escasez de medios, además de plantear mejoras laborales.

“El Alcalde que se aclare porque parece que se contradice, hace una semana dice que hagamos nuestro trabajo pero nos obliga a hacer una tarea, cerrar el cementerio, que no es propia y se hace de manera voluntaria y, para los fines de semana, parece ser que hay un conserje destinado que cobra el plus de los domingos”, señala el delegado del SIPLA.

Cadierno da respuesta a las consideraciones del Alcalde en relación a que a algunos agentes no les sirven vehículos que se asignan al servicio y que, sin embargo, luego valen durante años para otros trabajadores. “Nosotros tan sólo damos cuenta de que no funcionan pero que no nos compare con servicios como el de Deportes, donde un coche pueden rodar escasamente 5 kilómetros al día”, dice.

No obstante, el delegado del SIPLA asegura que el ambiente entre los agentes es conciliador y quieren poner solución al conflicto. “Pondremos los medios para mejorar el servicio”, concluye.

Compartir el artículo

stats