Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veinte años sin Manolo Quirós, el corazón que dio pulso a la música asturiana

El polifacético compositor fue el primero que intentó dignificar el instrumento más tradicional del folclore regional cuando empezó a ser denostado en los años setenta del siglo XX

El músico, tocando la gaita junto a un niño, en la fiesta quirosana de Trobaniello, en los años ochenta del siglo pasado.

El músico, tocando la gaita junto a un niño, en la fiesta quirosana de Trobaniello, en los años ochenta del siglo pasado.

El 3 de marzo de 2001, hace ahora veinte años, nos dejaba el músico Manuel Rodríguez Osorio, más conocido como Manolo Quirós. Compositor, luthier, maestro, investigador, multiinstrumentista y gran renovador de la música asturiana. En palabras del gaitero José Ángel Hevia, “un renacentista de la gaita”. Fue el primero que intentó dignificar al instrumento más tradicional de nuestro folclore, que empezaba a ser denostado en aquellas décadas de renovación y ruptura con lo antiguo, en los años setenta del siglo pasado.

Manolo Quirós nacía el 1 de marzo de 1949 en el pueblo de Ricao, lleno de vecinos y con dos escuelas. Su padre, Emilio, y su tío Jesús, cantaban la ancestral misa en latín y también tonada. Con ocho años se encontró con la música, una armónica, y coqueteó más tarde con el acordeón y el piano. En 1967 se unió musicalmente a la gaita, ese instrumento que tantas veces había disfrutado en las romerías de los pueblos quirosanos. Estudió en la Laboral, en Gijón, donde inició sus estudios musicales que continuaría en Madrid, donde se desplazó a estudiar Telecomunicaciones. En el Centro Asturiano de la capital comenzó a forjarse el músico tan relevante que llegó a ser.

Autor del himno del concejo que le vio nacer y que le dio su apellido artístico, rescató la gaita del ostracismo y las romerías y logró una gran cosecha de intérpretes e innovadores

decoration

Con su desaparición llegaron multitud de reconocimientos. El 1 de octubre del 2001, en el pueblo quirosano de Bueida, una selección de lo mejor de la música asturiana le rindió un sentido homenaje, miles de personas acuden al concierto. Ese día el Ayuntamiento de Quirós le nombra Hijo Predilecto del concejo, honor que compartió la cantante de tonada Diamantina Rodríguez. Fue el primer hito de una larga estela de reconocimientos póstumos al gaitero quirosano.

Así, en 2004 se presenta el himno del concejo, con letra de Manolo y música de Juan Carlos Pizarro. El grupo de gaitas del concejo El Teixo añade a su denominación el nombre de su primer maestro. Banda que cumple veinticinco años de existencia en este 2021 y que ya cuenta con un disco grabado y varios premios, como el AMAS en 2017 a mejor canción folk. Pero no solo el concejo que le vio nacer le hace reconocimientos, pues el Ayuntamiento de Gijón le otorga el nombre de una calle. La Escuela de Música tradicional de Oviedo, donde había impartido docencia, toma su nombre. En 2009 un premio honorífico AMAS de la música se concede al insigne gaitero.

Hace dos décadas la gaita asturiana se quedaba huérfana del músico que la rescató de las romerías y el ostracismo. Roturó las tierras musicales y logró una cosecha de nuevos intérpretes e innovadores que llega hasta nuestros días.

Compartir el artículo

stats