Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mosconia hará un homenaje a “Amalín Guisasola”, emblema de la afición del club, fallecido el lunes

“Vivió ayudando al equipo”, dice la entidad tras la pérdida de un hombre muy querido en la villa

Amalio Menéndez, "Amalín Guisasola".

Amalio Menéndez, "Amalín Guisasola".

El fallecimiento de Amalio Menéndez , “Amalín Guisasola”, el pasado lunes ha causado un hondo pesar entre los vecinos de Grado. Le conocía todo el mundo en la villa, donde para siempre se guardará con cariño su recuerdo. Fue una figura clave en la historia del club de fútbol Mosconia, al que se dedicó en cuerpo y alma. En la entidad, que ya organiza un próximo homenaje, recuerdan que no habrá otro que haya recaudado más dinero con la venta de rifas y lotería para apoyar su actividad deportiva.

Era, añaden en el club, un apasionado y fervoroso aficionado del equipo. “Cualquier homenaje que le hagamos es poco para lo que él dio al Mosconia. Es la figura total del club”, señala la presidenta, Mónica Fernández Fidalgo. De hecho, tal era el amor por la entidad que, desde que estaba en la residencia de ancianos, seguía con mucho interés los resultados del equipo. “En estos tiempos deberíamos pensar un poco en cómo Amalín decidió vivir su vida ayudando al equipo de su vida”, señala el expresidente, José Luis Tamargo, “Pitus”.

Siempre con su pasión por el Mosconia y con su bastón colgado del brazo. Así recordarán todos a un hombre querido y muy presente en la vida social de la villa, donde era habitual verle en los locales del centro tomando un refresco y un pincho de tortilla, como gustaba. Un personaje irrepetible para la historia más reciente de Grado.

Compartir el artículo

stats