Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción del “cohousing” de Caraviés podría iniciarse ya el próximo septiembre

Los promotores de la iniciativa en Llanera, la primera de Asturias, reforestarán la zona en abril

Infografía del proyecto de “cohousing” previsto en Llanera. | R. A. I.

El “cohousing” de Llanera, que será el primer modelo de viviendas con espacios compartidos y vida en comunidad de Asturias, está cerca de iniciar su construcción. Recientemente, los promotores, la cooperativa “Axuntase”, han recibido la aprobación del plan ambiental y esperan ahora por la licencia municipal para comenzar las obras, a poder ser “en septiembre”. Mientras, en el mes de abril, tienen previsto iniciar las primeras acciones contenidas en el plan director encargado para recuperar el entorno. Esta primera parte consistirá en la plantación de árboles y arbustos que sirvan como barrera bioclimática para la comuna. Posteriormente, se implantará un sistema de recuperación de aguas, de modo que el funcionamiento del cohousing sea completamente ecológico.

El proyecto lleva años cocinándose a fuego lento. Primero buscando el visto bueno para impulsar este modo alternativo de vida, en la que se espera que jóvenes y mayores compartan cuidados, cultivos, ocio y decidan en conjunto –cómo ya se está haciendo con el proyecto–, en qué tipo de viviendas quieren vivir.

Según responsables de “Axuntase”, ya han recibido el visto bueno al estudio medioambiental, “un paso que era fundamental para continuar”. Lo siguiente, que el Ayuntamiento, que ha arropado el proyecto desde que se lo presentaran en 2019, conceda la licencia para iniciar la construcción de las 36 viviendas proyectadas, a poder ser, “en el mes de septiembre”. Previamente, empezarán a trabajar en su estrategia de recuperación del entorno, plantando árboles.

El interés en las viviendas es muy grande, superando la capacidad del espacio, pero, según inciden desde la cooperativa, aún reciben solicitudes y habría posibilidad de contar con más viviendas. La situación de pandemia ha favorecido iniciativas de este tipo de vida en comunidad, abundan.

Aunque la llegada del covid-19 ha disparado las ganas de muchos por sumarse al proyecto, también ha tenido otros inconvenientes, imposibilitando, por ejemplo, seguir desarrollando las visitas presenciales a los terrenos. “Aunque cada uno de los miembros confirmados ya ha ido haciendo las primeras aportaciones económicas, es difícil que sin ver el suelo se acabe de concretar la apuesta”, reconocen los promotores, con ganas de poder enseñar la parcela de Caraviés.

Mientras, no les queda otra que seguir comunicándose con reuniones telemáticas. “Estamos divididos en varios grupos de trabajo y seguimos dándole forma a todo, a la par que los arquitectos van también buscando las soluciones a lo que les planteamos”.

Si todo marcha bien, el de Llanera será el primer cohousing de Asturias. Una particular manera de vivir que, al no haber llegado nunca al Principado, ha obligado a “Axuntase”, a “abrir camino”. Algo que no siempre les ha resultado fácil, pero que, ahora, ven más cerca que nunca, solo a la espera de que les concedan la licencia para iniciar las obras.

La próxima cita en el terreno de Caraviés será en abril, esperan los promotores. Para entonces planifican la plantación de árboles. Y, en ese momento, ya estarán deseando que, a finales de verano, puedan empezar a cimentarse las casas de sus sueños.

Compartir el artículo

stats