Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MPD Fluorspar estudia la reapertura de la mina de fluorita de Cucona, en Villabona

La empresa valora recuperar la actividad en la explotación de Llanera que cerró hace más de tres décadas “y donde aún quedan recursos”

Estado actual de las instalaciones propiedad de MPD Fluorspar, S. L. U. en Villabona (Llanera). | A. I.

Estado actual de las instalaciones propiedad de MPD Fluorspar, S. L. U. en Villabona (Llanera). | A. I.

La empresa MPD Fluorspar tiene la intención de recuperar el yacimiento de mina Cucona, en Villabona (Llanera). Así lo apuntan fuentes de la compañía, que añaden que ya se han solicitado una serie de permisos con esa finalidad, entre otros, los que requieren de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) para el desarrollo de la actividad. La compañía no ha querido abundar en posibles plazos para la reapertura, subrayando que se trata de un proyecto en estudio y “aún no hay nada en firme”. No obstante, inciden en “quedan recursos por explotar”, refiriéndose a la fluorita que todavía puede obtenerse en la zona.

El descubrimiento de este yacimiento se remonta a 1972, cuando la compañía Minersa adquirió varias concesiones en el concejo de Llanera. En 1944, estas licencias pertenecían a Fernando Pendás, quien las vendió en 1947 a la sociedad González y Díez. En 1975 se inició la explotación de fluorita en la mina de Villabona, valiéndose de dos rampas, una de extracción de mineral y otra destinada a la circulación de personal y material. La mina, finalmente, se cerró en el año 1992.

Minersa Fluorita, S. L. U. compró en 2011 las concesiones y activos de la sociedad Preparación Minera del Norte, S. L. Posteriormente, la compañía pasó a llamarse MPD Fluorspar, S. L. U. Esta firma adquirió en junio de 2018 la titularidad de las minas de la zona, solicitando la licencia para explotar una parte de la Cucona.

Tras unos estudios realizados a finales de aquel año y también en 2019, se constató la existencia de fluorita que extraer del lugar. Desde entonces, la idea siempre ha sido recuperar la explotación.

Sin embargo, no ha sido hasta hace unos pocos meses cuando se ha comenzado a actuar para abordar la posibilidad de devolver la actividad a la Cucona. En la actualidad, según fuentes de la empresa propietaria del terreno, ya se han pedido una serie de permisos que acercarían la opción de iniciar la actividad. El último, la solicitud citada a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) relacionada con las aguas residuales de la iniciativa.

Por el momento, no hay una fecha para poder reabrir mina Cucona, ya que los responsables de MPD Fluorspar insisten en que se trata de un proyecto todavía en estudio. Su reapertura traería consigo la creación de puestos de trabajo en una zona que en su día se benefició del empleo generado por la mina con anterioridad a su clausura.

Proyectos

En los últimos tiempos se han puesto varios proyectos de recuperación o ampliación de la actividad extractiva en Asturias, aunque relacionados con el aprovechamiento de recursos menos explotados en el Principado, como el oro. Uno de esos casos es el de la mina que Orovalle tiene en Boinás, en Belmonte de Miranda, que hace unos meses anunció el hallazgo de un nuevo filón del metal precioso de alta calidad. En la localidad belmontina la esperanza es por, al menos, mantener los empleos actuales en un pequeño pueblo donde la dinamización económica depende en gran medida del desarrollo de esta actividad.

En Llanera, por el momento, todo está pendiente de los permisos y del avance del estudio en marcha para valorar una posible reapertura. Si MPD Fluorspar los consigue con celeridad y ve clara la apuesta por la fluorita de Villabona podría recuperarse la actividad en una zona que hace ya más de tres décadas atrás, en 1992, asistió al cierre de esta mina.

Compartir el artículo

stats