Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero llevará a la zona rural el sistema para lograr mayor eficiencia en los consumos de agua

El Ayuntamiento instalará 1.600 modernos contadores, que permiten detectar la existencia de fugas o averías para evitar pérdidas en la red

Obras para la red de saneamiento de Fonciello (Siero), en una imagen de archivo. | R. A. I.

Obras para la red de saneamiento de Fonciello (Siero), en una imagen de archivo. | R. A. I.

El Ayuntamiento de Siero avanza en su objetivo de un municipio “verde” y sin despilfarros en sus consumos, donde la eficiencia en las redes de abastecimiento y de energía contribuya a la sostenibilidad medioambiental y además produzca ahorro a las arcas municipales. En esta línea se encuadra la iniciativa anunciada ayer para extender la instalación de modernos contadores de agua a la zona rural. El sistema permite, entre otras cosas, detectar situaciones como fugas o averías que provocan pérdidas de suministro.

El Ayuntamiento sustituirá hasta 1.600 contadores del municipio, más de un 13 por ciento del total existentes en el concejo. Y, en este caso, lo hará en la zona rural, donde instalará medidores de telelectura. Esto permitirá que no se desperdicie el agua cuando haya una avería, agilizando su detección y acabando con problemas como el surgido hace unas semanas en Viella y San Miguel, donde los vecinos recibieron facturas que no se ajustaban a los costes reales, al no desplazarse el empleado de la empresa concesionaria a realizar las mediciones debidas.

Esta nueva inversión, enmarcada en la agenda verde del concejo de Siero, la anunció ayer el concejal Alberto Pajares. Se destinarán 90.000 euros del remanente municipal de 2020 para sustituir los contadores convencionales por otros con una tecnología que permite la lectura telemática. Los trabajos se ejecutarán a lo largo de 2021 y ya se ha decidido que se actuará en la zona rural, aunque resta concretar qué parroquias se beneficiarán en primer lugar de la iniciativa. Los contadores ya se han instalado tanto en la Pola como en Lugones. El siguiente paso previsto era llevarlos a La Fresneda.

El plan verde de Siero no se detiene ahí. El remanente del año pasado que el gobierno local va a incorporar para inversiones este año incluye inversiones para saneamiento cercanas a los dos millones de euros, que se suman a las ya realizadas en el último lustro, que rondan, en conjunto, los 11 millones de euros.

“Es clave para que la gente quiera venir aquí a vivir y también para cuidar el planeta. Solo tenemos uno”, suele subrayar el Alcalde, Ángel García, al respecto de este tipo de actuaciones.

El Ejecutivo sierense tiene en marcha diversas actuaciones encaminadas a lograr mayor calidad de vida para los vecinos, con espacios más aptos para el paseo y el ocio al aire libre, con carriles-bici y amplias zonas verdes. Entre otros, se encuentra el proyecto de regeneración de la Avenida de Viella, en Lugones, o la tercera fase del bulevar de Lugones. Allí, habrá un gran parque de 2.344 metros cuadrados. “Queremos más zonas que puedan disfrutar los vecinos. Que las ciudades sean para el peatón y no para los coches”, subraya el gobierno local. El desarrollo del bulevar llegará antes de lo previsto, pues el remanente contempla una partida de 1.249.867 euros para acometerlo.

La urbanización de esta zona supondrá extender la red de carril bici de la localidad. Mientras en Lugones la ampliación de espacios de paso preferente para bicicletas avanza, en Pola de Siero también se ejecutarán actuaciones de este tipo este mismo año. El dinero del remanente también se invertirá en llevar los carriles bici a la capital del municipio: está previsto en el proyecto de los nuevos accesos a la Pola, que también incluyen la supresión de la barrera viaria que separa a la zona de La Isla del resto del núcleo urbano.

Los accesos a la Pola también se acometerá con remanente y un presupuesto de 1.078.127 euros.

Compartir el artículo

stats