La asamblea local de Cruz Roja en Siero está llevando a cabo una serie de acciones de cara a facilitar a los vecinos que lo necesiten la solicitud del ingreso mínimo vital, aprobado por el gobierno nacional. El colectivo lleva atendiendo desde el mes de junio a personas que necesiten asesoramiento y por sus condiciones no puedan disponer de él.

Las citas se organizan en la asamblea de la Pola, los lunes, y los jueves, en Lugones, ambas en horario de 9.30 a 12.30 horas. El encargado de prestar el servicio de asesoramiento es Miguel Álvarez Manchado, vecino de Lugones y voluntario de Cruz Roja.

Es tal el nivel de solicitudes, al no haber ninguna otra entidad sin ánimo de lucro que oriente sobre la solicitud de esta paga, que el colectivo se ha visto desbordado. De hecho, ahora mismo, las citas previas más próximas son para finales de marzo y principios del mes de abril.