Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Orquesta de Cámara de Siero valora la posibilidad de recurrir a directores invitados

“Vamos lentos, pero seguros en las decisiones”, subraya Manuel Paz, que dejó su cargo hace más de medio año y cuyo proceso de sucesión sigue abierto

Por la izquierda, el cantante “Kase.O” y Manuel Paz, con la Orquesta de Cámara de Siero, en una imagen de archivo, durante un concierto. | R. A. I.

El relevo al frente de la prestigiosa Orquesta de Cámara de Siero (OCAS) sigue sin cerrarse, después de que el anterior director, Manuel Paz, dejara el cargo hace ya más de medio año, el pasado mes de septiembre. El proceso de su sucesión sigue abierto, según confirma el músico, que abre la puerta a la posibilidad de recurrir a “directores invitados”, en vez de tener uno permanente. “Vamos lentos, pero seguros, aprovechando que todo está parado”, subraya Paz.

Ese es precisamente el factor clave en que la elección de un nuevo director se haya demorado tanto, después del cese de la anterior batuta, al considerar que se había “cerrado un ciclo”. En aquel momento, Paz apuntó que era el momento de dejar paso a las nuevas generaciones, asegurando que en el seno de la orquesta existía gente joven capacitada para el reto.

Hasta ahora, ninguna de esas opciones que por entonces destacaba Paz se ha concretado y, según explica a LA NUEVA ESPAÑA, “no está claro que vaya a haber un solo director titular podrá haber directores invitados, en ello justamente estamos”.

En todo caso, la decisión es inminente, tal y como revela el ex director. Este marca un plazo aproximado de un mes para que todo quede finalmente resuelto, pensando en poder recuperar algo de actividad, tras un año sin prácticamente opciones de actuar.

Tras 15 años al frente de la dirección de la orquesta, Paz optó por dejar el cargo pero sin romper su vinculación con la formación. Continúa en el colectivo como músico y dirigirá algunos proyectos musicales.

La OCAS fue creada en el año 2005 tras la disolución de la Orquesta de Cámara del Nalón (OCANA). “Ha sido un periodo muy fructífero tanto para los intereses del concejo como para los que hemos estado implicados”, afirmaba Paz tras su dimisión el pasado septiembre.

Entre los proyectos que destacan en este periodo brilla especialmente la actividad de cooperación al desarrollo realizada a través del programa “Vínculos”, que les ha llevado a Bolivia, República Dominicana o Indonesia, entre otros. A eso países no solo trasladaban su música sino también acividades que daban apoyo los más desfavorecidos.

En ese sentido, antes de su marcha, Paz tenía listo un programa a ejecutar dentro de la Península, llevando conciertos y clases de música a zonas rurales que se están viendo abocadas al despoblamiento. Esta idea, asegura, sigue pendiente de concreción en un futuro espera no muy lejano.

Compartir el artículo

stats