Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mujeres mano a mano en Noreña

Las artesanas triunfan en el mercado solo para ellas, y con estrictas medidas de seguridad, para cerrar las fiestas de Semana Santa

Maider García –a la izquierda– y Ana Prado, en el mercado de Noreña. | Andrés Illescas

Maider García –a la izquierda– y Ana Prado, en el mercado de Noreña. | Andrés Illescas

Resulta que hay una localidad de Asturias que, con todas las medidas de seguridad, deja vender a los artesanos en esos mercados especiales que se forman por las fiestas. Además, las protagonistas son solo mujeres, que venden y muy bien sus manufacturas.

El Mercado Artesano de Mujeres ha logrado ser un éxito y dar un respiro a las creadoras del Principado, deseosas de poder tener contacto con su público. Las actividades de la Semana Santa noreñense alegraron así estos días a los que quedaban por el pueblo, pues muchos con segundas residencias optaron por irse de la Villa Condal.

El ambiente no faltó en la innovadora cocina del restaurante Carbón, un restaurante donde actuaron “Los Gascones”, contratados para poner un poco de ambiente en la localidad. Como la pandemia no permite música en parado, con aglomeraciones, el gobierno local volvió a optar, como hiciera en sus últimas fiestas, porque gente con instrumentos tocara sin detenerse.

“Los Gascones”, en plena actuación en la Villa Condal. | Andrés Illescas

Durante la mañana, las artesanas del mercado fueron las protagonistas, ante la mirada de concejales recelosos de que todas las medidas se cumplieran. Lo lograron. Y también consiguieron su propósito las artesanas. Siete puestos, siete sonrisas.

La primera, en la plaza de la Casa Consistorial, la de Minerva Manjarón. Nombre medieval, en un formato medieval (el de los mercados), pero espíritu moderno, 2.0. “Soy de Oviedo. Ahí tengo mi empresa, ‘Pixelarte’”, contó. Manjarón es diseñadora gráfica y se dedica profesionalmente a hacer bolsos, carteras y bisutería, de forma completamente artesanal. Ella, joven, ve como su forma de vida, a la que se dedica profesionalmente, está completamente condicionada por la pandemia: “El año pasado vinimos aquí, a este mismo formato de mercado, cuando se acabó el confinamiento. Desde entonces, este debe ser el primero. En Asturias nos dan margen a poco y, vender online, no tiene nada que ver con que la gente venga aquí, lo vea y lo pruebe”, defiende la artesana.

Parecidas eran las sensaciones de la moscona Gema Paredes. Ella hace unas interesantísimas ilustraciones, sacadas de “películas de los años 80, mayoritariamente”. En su puesto, mucho arte. “The Beatles”, “Her”, de Spike Jonze o figuras personalizadas.

Minerva Manjarón, en su puesto en Noreña. | Andrés Illescas

“También dejo que alguien me mande su foto, la de su mascota o la de lo que quiera y yo le hago el dibujo”, explica. A Paredes no le gusta mucho salir en la foto. La foto es su arte, sus dibujos, que lleva sin poder tener contacto con sus compradores desde hace muchos meses.

De la que enseña sus dibujos, Maider García aparece haciendo un directo para sus redes sociales. Sonríe ella al grabarse y, aún más, una clienta que le ha encargado un regalo. Lo recoge perfectamente empaquetado. Le encanta.

Gustan también algunas compuestas que se sirven por el vermú. Del restaurante Carbón no pararon de salir excelentes aromas y, en El Retiro, las tertulias no cesaron de forma muy animada.

Gema Paredes. | A. Illescas

Gema Paredes. | A. Illescas

Suena la música de la agrupación “Los Gascones” cerca del kiosco de la música. Por allí pasa Amparo Antuña, alcaldesa de Noreña que se recupera estos días, entre el cariño de los vecinos del pueblo, para volver a su cargo.

Le cae alguna lágrima de alegría, después de todo por ver una localidad que, cumpliendo con lo que mandan los tiempos, no renuncia a ser feliz: “Se necesita”.

Compartir el artículo

stats