Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La finca “La Villa” de Villavaler, en Pravia, ganan el certamen de faba asturiana

Miguel Rodríguez y Montserrat García recogieron el premio en el Mercadón de la Flor, en Grado

Por la izquierda, Sergio Suárez, Alfonso Menes, Diego Sobrino, Elsa Suárez y Miguel Rodríguez, ayer, en Grado. | S. A.

Primera vez que participan y se llevan el premio. Miguel Rodríguez Díaz y Montserrat García Balsa son los productores de faba asturiana de Indicación Geográfica Protegida (IGP) ganadores del certamen que elige la mejor legumbre del año. La distinción se entregó ayer, en el marco de la Primera Flor de Grado. Una victoria cosechada en una cata a ciegas, celebrada el sábado, en la que participaron diez productores de la región, y de la que ayer se anunciaron los vencedores. La faba de plata fue para Diego Sobrino, de Argüelles (Siero), y el bronce recayó en Alfonso Vergara, de Belmonte de Miranda.

Los ganadores de la décimo tercera edición del concurso son novatos y esta fue su primera participación en la cita. Fue toda una sorpresa que no esperaban en absoluto y que les dejó contentísimos: “No lo creemos porque ves las fabas de los productores que participaron en la cata a ciegas y son excelentes. Sabíamos que nuestras fabas eran buenas pero no contábamos con el premio”, resumió Rodríguez. Viven en San Román de Candamo pero la finca “La Villa”, de la que ha salido la mejor Faba Asturiana del año, la cultivan en Villavaler (Pravia), de donde él es natural. Hace tan sólo tres años que comenzaron a plantar las tres hectáreas de terreno con las que cuentan y ya tienen un oro en la vitrina.

Un momento de la cata a ciegas del sábado.

Montse es muy echada para adelante y emprendedora y fue la que tiró para adelante y dijo que si estamos dentro por qué no participar”, comentó. Ya en 2020 se quedaron con las ganas de acudir por culpa de la pandemia y este 2021 no lo han dudado. Además, están ya pensando en ampliar la producción que este año rondó las cinco toneladas.

Los que ya tienen algunos premios a la mejor Faba Asturiana son Sobrino y Vergara, segundo y tercer clasificado en la prueba a ciegas que se realizó con las legumbres cocidas. “Siempre se reciben con ilusión porque da difusión y vale mucho”, afirmó Sobrino, propietario de la finca “Vegargüelles” en Siero. Por su parte, el productor belmontín, aunque vive en la villa moscona, también valora el respaldo que da el premio “porque si la IGP ya garantiza que son unas fabas buenas, el premio también”.

Ambos productores de faba están muy contentos con la calidad de la cosecha de este año. Al menos, así se lo hacen saber sus clientes habituales. Aunque con la pena de que “bajó un poco la venta por los cierres”, detalla Sobrino.

Los premios fueron entregados por el presidente del Consejo Regulador de la IGP Faba Asturiana, Sergio Suárez, y la concejala de Cultura, Elsa Suárez, en el Mercadón de la Primera Flor, en la plaza del Ayuntamiento, reducido a la presencia de los productores participantes en el certamen. Un domingo de Primera Flor sin celebraciones pero con las fabas, un año más, de protagonistas.

Compartir el artículo

stats