Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús Marcos Riaño | Nuevo jefe de la comisaría de Policía Nacional de Siero

"Siero es un municipio muy seguro, los casos de robos de Lugones fueron puntuales y no ha vuelto a haber incidencias"

"Queremos poner a pleno rendimiento, ya, el servicio de DNI y pasaportes de las dependencias lugonenses"

"Siero es un municipio muy seguro, los casos de robos de Lugones fueron puntuales y no ha vuelto a haber incidencias" P. Tamargo

El nuevo jefe de la comisaría de Policía Nacional de Siero, Jesús Marcos Riaño, concede a LA NUEVA ESPAÑA su primera entrevista desde que llegó al puesto, del que tomó posesión en octubre de 2020. Como objetivos prioritarios, mantener la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos y poner a pleno rendimiento el de expediciones de DNI y pasaportes en las dependencias de Lugones. Destaca la seguridad ciudadana del municipio y el buen comportamiento de la gente a lo largo de todos estos meses marcados por la pandemia, una crisis sanitaria que espera remita pronto para poder volver a una cierta normalidad en la vida de los vecinos y también en el trabajo de los agentes.

-¿Cuáles son sus principales retos en esta nueva etapa al frente de la comisaría de Siero?

-Que la comisaría siga manteniendo unos estándares de calidad y de atención al ciudadano idénticos a los que ya venía manteniendo, teniendo en cuenta las especiales características del tiempo que nos está tocando vivir y que todos esperamos que cambien pronto y podamos volver a una cierta normalidad, tanto para la vida de los ciudadanos como de nuestro trabajo.

-¿Algún punto o servicio que crea necesario reforzar?

-El principal punto en el que tenemos que poner nuestros esfuerzos ahora es en volver a poner la comisaría de Lugones al mayor nivel de funcionamiento posible. Sí que se vio afectada por la pandemia porque se combinaron una serie de factores como son varias jubilaciones que tuvimos y algunos funcionarios que resultaron ser personal de riesgo. Esto acabó por afectar a los servicios de expedición de DNI y de pasaportes en la comisaría de Lugones, que esperamos poder poner ya en pleno rendimiento en poco días.

"En esta demarcación hay que asumir la circunstancia de que estar atravesados por autopistas de norte a sur y de este a oeste, puede ser atractivo para los delincuentes por la posibilidad de actuar y huir rápido"

decoration

-El pasado febrero se produjo en Lugones una protesta de vecinos que entienden que hay inseguridad ciudadana en la localidad. ¿La hay? ¿Es mayor que en otros puntos del municipio?

-No, Lugones no es especialmente insegura, ni en relación a otras poblaciones del concejo ni a otras ciudades de Asturias. Tiene sus peculiaridades, su idiosincrasia, eso sí, por estar ubicado al lado de Oviedo, tan cerca de la capital asturiana, y luego por el gran número de polígonos industriales que tiene alrededor y áreas comerciales que lo convierten en un foco de atracción para mucha población y puede, en algún momento determinado, haber algún tipo de delincuencia. Pero tampoco tiene especiales picos de delincuencia. Tuvimos alguna incidencia por robos con intimidación que se produjeron en el mes de enero y febrero, pero fueron cosas muy puntuales derivadas de circunstancias muy concretas que se solucionaron con agilidad y no ha vuelto a haber incidencias. Pero no es una zona que se pueda considerar especialmente afectada por la delincuencia.

El nuevo responsable de la Comisaría de Policía Nacional de Siero.

-¿Cuáles son los índices de delincuencia de Siero? ¿Es un municipio seguro?

-Siero es un municipio seguro dentro de una comunidad autónoma, Asturias, que también es muy segura. Pero en el escenario de la pandemia no tiene mucho sentido hablar de estadísticas delincuenciales en un año en que la población ha estado encerrada en casa. No tendría ningún sentido que yo me pusiera una medalla porque la delincuencia bajó en Siero. Bajó, como es lógico, porque la gente ha estado encerrada en su casa. Y será lógico que este año, cuando la gente empiece a salir más, suba. Con la apertura nocturna, de establecimientos comerciales, hosteleros... se darán circunstancias que probablemente darán lugar a incidentes que acaben siendo denunciados en Comisaría. Entonces, insisto, no tiene mucho sentido centrarnos ahora en cuestiones de estadística. Pero reitero que Siero es un municipio seguro.  

-¿Qué cambios ha supuesto para ustedes la pandemia, en cuanto a los servicios que tienen que realizar?

-Esta situación en la que nos encontramos nos ha obligado a una adaptabilidad y a un cambio en nuestra manera de trabajar. El hecho de que haya bajado tanto la delincuencia porque la gente está en sus casas no quiere decir que nuestro trabajo haya disminuido, simplemente ha cambiado. Nos hemos tenido que dedicar a colaborar como una herramienta más de las muchas que tiene la sociedad española para, entre todos, lograr que los efectos sean los menores posibles. ¿Cuál ha sido nuestra labor? Pues principalmente vigilar que la población estuviera en casa cuando tenía que estar, que se cumplieran los horarios de confinamiento, las restricciones de movilidad de un municipio a otro o que la gente vaya con la mascarilla en la calle, entre otras cosas. Es un tipo de trabajo distinto. Ha bajado la delincuencia y en contraposición han aumentado las denuncias que hemos tenido que poner a ciudadanos por incumplimiento de la normativa establecida por la pandemia.

"Hay demarcaciones en las que con un coche atiendes todas las llamadas que se producen. Aquí no, no podemos permitirnos tener nunca menos de dos, uno en la zona de Lugones-La Fresneda y otro en la de Pola de Siero- El Berrón"

decoration

-¿Han detectado muchos casos de fiestas ilegales o incumplimientos en este sentido?

-No, yo diría que el comportamiento de la población ha sido casi ejemplar. La gente ha tenido que aguantar mucho, es una situación muy peculiar. Sí es cierto que ha habido que poner algunas denuncias, pero las mínimas. Además preferimos siempre advertir a la gente antes, hay que hacer un poco de labor pedagógica. Ha habido supuestos de gente joven celebrando fiestas, en bares cerrados por fuera pero con gente dentro o en algunos bajos habilitados para este tipo de reuniones, pero han sido los mínimos en este último año.

-¿Hay alguna peculiaridad del municipio en lo que respecta a la labor que tiene que realizar la Policía Nacional?

-La principal peculiaridad es que se trata de un concejo que está en el centro de Asturias. A la vista está que el dinamismo empresarial que presenta este concejo, con sus múltiples polígonos industriales, tiene consecuencias muy buenas para el municipio, si bien tal vez desde el punto de vista policial puede dar más problemas. Estamos en el centro de Asturias, atravesados por autopistas de norte a sur y de este a oeste, que un momento dado, para los delincuentes, puede ser atractivo para actuar y huir rápido. Pero asumimos esa circunstancia. Como principal característica de esta comisaría también destacaría el gran tamaño que tiene nuestra demarcación policial. Entre Pola de Siero y Lugones hay 14 kilómetros de distancia. Lugones, La Fresneda, parte de Colloto que también lo llevamos nosotros… Es una peculiaridad que, por poner un ejemplo, en Mieres no tienen. Hay otras demarcaciones policiales que son más “redondas” e igual con un coche atiendes todas las llamadas que se producen. Aquí no, no podemos permitirnos tener nunca menos de dos coches, uno en la zona de Lugones-La Fresneda y otro en la de Pola de Siero- El Berrón, porque los tiempos de respuesta no serían aceptables.

-¿Qué número de efectivos están adscritos a la comisaría de Siero?

-Un total de 84.

-¿Son necesarios más? ¿Es una plantilla ajustada?

-Es una plantilla bien ajustada. Haría falta alguno más, pero no me quejo con relación a lo que hay por el resto de España. Aquí está muy bien atendido el catálogo de puestos de trabajo. El objetivo, como ya dije, es seguir prestando un buen servicio a la población de Siero, igual que se ha venido prestando hasta ahora. Y, en este periodo de pandemia, garantizar también la salud de los funcionarios que es muy importante. Si la gente en comisaría no preserva su salud con arreglo a protocolos de comportamiento y actuación del día a día, no podríamos prestar el servicio a la población. También es básico preservar la salud de los funcionarios para que podamos continuar con el trabajo.

 

Compartir el artículo

stats